Azovstal, símbolo de la resistencia ucraniana: ¿qué puede pasar con los soldados atrapados?

·2  min de lectura

Tras la evacuación de algunos civiles de la planta siderúrgica Azovstal, en Mariúpol, este de Ucrania, la atención se centra en el destino de cientos de soldados ucranianos que resisten al interior tras semanas de bombardeos rusos. Decenas de ellos se encuentran heridos. Algunas esposas de los militares llegaron al Vaticano este 11 de mayo para pedir la mediación del papa Francisco, pero es poco probable que los últimos defensores de la estratégica ciudad salgan como hombres libres o con vida.

"Si hay un infierno en el mundo, es en Azovstal", declaró Petro Andriushchenko, asesor del alcalde de Mariúpol, el pasado 5 de mayo. Y es que Azovstal es la fábrica de acero que se convirtió en el último bastión de la resistencia ucraniana en la estratégica ciudad portuaria.

Alrededor de 2.000 soldados, según las cifras de Kiev, combaten y resisten al interior de la planta tras semanas de constantes e intensos bombardeos rusos. Antes de que iniciaran las evacuaciones, en el fin de semana del 30 de abril, unos 1.000 civiles se refugiaron junto a ellos en la enorme fábrica de 11 kilómetros cuadrados, una de las más grandes de Europa.

Aunque según un asesor del alcalde de Mariúpol al menos 100 personas no militares aún permanecen en su interior, con el progreso de la misión de la ONU y el Comité Internacional de la Cruz Roja para sacar a los civiles, la preocupación ahora se eleva sobre qué ocurrirá con los defensores ucranianos.

"Tienen derecho a luchar hasta morir, pero si se rinden a Rusia, pueden ser detenidos (…) Es simplemente su elección", señaló Marco Sassoli, profesor de derecho internacional en la Universidad de Ginebra.

¿Qué señalan los convenios internacionales sobre los militares en guerra?


Leer más

Leer tambien:
Zelenski denuncia que ataque ruso a una escuela en Luhansk dejó 60 fallecidos
El líder de la ONU se muestra "profundamente preocupado" por el riesgo de hambruna
Ucrania: ataques en Azovstal “no se detienen”; Amnistía Internacional denuncia crímenes de guerra

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.