Una ayudante de Cuomo se suma a las acusaciones de acoso sexual en su contra

Agencia EFE
·3  min de lectura

Nueva York, 19 mar (EFE News).- Una ayudante del gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, que aun trabaja para él, fue la última mujer en sumarse a las acusaciones de acoso sexual vertidas contra él, informó este viernes el New York Times.

Alyssa McGrath se ha convertido en la primera ayudante que sigue trabajando con Cuomo en denunciar públicamente una serie de supuestos comportamientos inadecuados constantes del político, como preguntar por la ausencia de un anillo matrimonial o sobre el estado de su divorcio, decirle en italiano que era guapa o comentar sobre un colgante que caía sobre su pecho mientras lo miraba fíjamente.

Los detalles de los que habló McGrath, de 33 años, con el reputado diario son similares a los que han salido a la luz en las últimas semanas después de que seis mujeres, algunas de las cuales han querido permanecer en el anonimato, denunciaran las acciones del gobernador, que lleva 11 años ocupando ese puesto.

La mayoría de ellas son mujeres jóvenes que han trabajado para él en algún momento, entre las que destaca una empleada anónima que dijo que Cuomo le manoseó los pechos en su residencia oficial cuando una noche del pasado mes de diciembre le pidió que acudiera a ayudarle con un problema con su móvil.

McGrath apuntó al New York Times que esta joven, que es su compañera de trabajo, le describió el suceso en detalle después de que el medio local Times Union of Albany lo hiciera público la pasada semana.

"Se quedó helada cuando le empezó a hacer eso", dijo McGrath. "Pero, ¿a quién se lo vas a decir?", agregó.

McGrath contó asimismo que su compañera le reveló que el gobernador la había ordenado no hablar del supuesto incidente.

El New York Times señala además que en varias entrevistas llevadas a cabo esta semana con McGrath, la supuesta víctima describió un patrón de comportamiento del gobernador que incluía charlas insinuantes que incluían comentarios personales, además de una persistente fomentación de competitivdad entre las empleadas de su oficina.

McGrath no acusó a Cuomo de contacto sexual, pero dijo que en su opinión el conjunto de acciones del gobernador se traducen en acoso sexual.

Al menos siete mujeres, entre ellas ayudantes que trabajan o han trabajado para Cuomo, han acusado al gobernador de comportamiento inapropiado y acoso sexual, como tocamientos e insinuaciones sexuales.

Cuomo, de 63 años, ha rechazado insistentemente las acusaciones, y este viernes una de sus abogadas, Rita Galvin, respondió a las alegaciones de McGrath diciendo que "el gobernador ha saludado a hombres y mujeres con abrazos y besos en la mejilla, la frente o la mano".

"Sí, ha posado para fotografías rodeándolas con el brazo. Sí, usa frases italianas como 'ciao, bella'", apuntó Galvin, que señaló sin embargo que "nada de esto es excepcional, aunque pueda ser anticuado".

Las acusaciones de acoso sexual han desembocado en que una larga lista de compañeros de partido de Cuomo le hayan dado la espalda y hayan pedido su renuncia, mientras que tanto la fiscal general de Nueva York, Letitia James, como el Comité Judicial de la Asamblea Legislativa Estatal están llevando a cabo investigaciones, la última de las cuales podría desembocar en un juicio político en su contra. EFE News

hc/fp

(c) Agencia EFE