Cómo ayuda el té negro a desintoxicar y cuidar la piel

tvicente@holadoctor.net
·4  min de lectura



Cómo ayuda el té negro a desintoxicar y cuidar la piel
Cómo ayuda el té negro a desintoxicar y cuidar la piel

Para acompañar el desayuno, después del almuerzo o para cerrar la noche, el té negro es una infusión que acompaña a muchos a lo largo del día, pero, según muestran distintos estudios, no solo se puede aprovechar con fines gastronómicos. Existe evidencia sobre sus efectos antioxidantes, antiinflamatorios, y cicatrizantes que son especialmente útiles para desintoxicar, rejuvenecer y fortalecer la piel. Vamos a revisarlo.

  • 10 motivos para consumir té negro

El té negro es una bebida que se obtiene de las hojas de la planta Camellia sinensis. Estas se utilizan para producir diversas variedades, como el té verde, oolong, amarillo o blanco. El negro se distingue de los demás porque se somete a un proceso de oxidación completo, que le garantiza un color y sabor único. Pero ¿por qué es útil para cuidar la piel?

Muchos estudios, como el publicado en Molecules, coinciden que las propiedades cosméticas y desintoxicantes de la piel que tiene el té negro podrían deberse a compuestos como las catequinas y teaflavinas, que tienen efectos antioxidantes, antiinflamatorios, y fotoprotectores.

Propiedades del té negro para la piel

Un beneficio del té negro muy estudiado es la relación que existe entre su consumo regular y un menor riesgo de cáncer de piel. Esto puede verse en el trabajo publicado en Journal of American Academy of Dermatology, donde se vinculó el consumo regular de té negro (una taza por día durante un mes) y la menor incidencia de carcinomas (tumores malignos) de células de la piel.

Otro aspecto destacable del té negro es su efecto cicatrizante y la capacidad de retrasar los signos del envejecimiento, como líneas, arrugas o manchas. Como muestra una investigación publicada en The Journal of Nutrition, esto se debe a que sus efectos antioxidantes obstaculizan el accionar de los radicales libres, moléculas inestables que afectan las estructuras celulares sanas y aumentan el estrés oxidativo, lo que se traduce en envejecimiento prematuro y un mayor riesgo de padecer distintas enfermedades.


Además, consumir té negro parece brindar protección contra la radiación ultravioleta. Un estudio publicado en Photochemistry and Photobiology, mostró que sería útil para prevenir muchos de los síntomas derivados de una exposición prolongada al sol, como aumento de la pigmentación, presencia de toxinas, irritación cutánea, cáncer de piel y la aparición de marcas.

Puedes aprovechar sus bondades bebiéndolo en infusión con otras hierbas con propiedades similares, como limón, canela, manzanilla, miel, menta, jazmín, o jengibre, o simplemente dejándolo enfriar y aplicándolo con un algodón en la zona afectada de la piel.

Otros consejos para desintoxicar la piel

Ten en cuenta los siguientes aspectos al momento de desintoxicar y cuidar tu salud cutánea:

  • Conocer tu piel: consultar a un dermatólogo es un buen comienzo para aprender a cuidar tu piel y mantenerla libre de toxinas. Él te dirá si tienes una piel grasa (necesitarás productos a base de agua que controlen la producción de sebo) o seca (necesitarás productos a base de aceites). Un truco casero muy popular es exponer la piel al vapor, para que estos productos penetren fácilmente en los poros.

  • Limpiar en profundidad: esto no solo permite quitar las impurezas, también favorece la circulación y relajación.

  • Hidratarte: el agua es clave para mantener la piel hidratada, libre de arrugas y toxinas. Por el contrario, el café, las bebidas azucaradas o alcohólicas y los jugos artificiales son opciones que aumentan la deshidratación.

  • Llevar una dieta saludable: muchos alimentos pueden proporcionar los nutrientes que le hacen falta a tu piel, por eso, intenta sumar a tu dieta más frutas, como ciruelas, mangos o tomates, champiñones, frutos secos, zanahorias, ácidos grasos Omega 3 (se encuentra en pescados, aguacate o aceite de oliva) y vegetales, como acelga, espinaca o brócoli.

¿Cuánto té negro consumir?

Además de usarlo tópicamente, la ingesta moderada de té negro (hasta tres tazas diarias) es segura para la mayoría de los adultos, y suficiente para obtener muchos de sus beneficios. Sin embargo, cuando el consumo es elevado (más de cinco tazas diarias), puede causar efectos adversos, especialmente por su gran contenido de cafeína. A saber, acidez, cefalea, confusión, diarrea, frecuencia cardíaca irregular, irritabilidad, mareos, nerviosismo, problemas para dormir, temblores, vómitos, y zumbido en los oídos.

Resumen

El té negro es una infusión muy popular en las dietas, pero la evidencia científica señala que puede aprovecharse con fines más allá de lo gastronómico. Existen estudios que vincularon su consumo a un mayor cuidado de la piel, especialmente desintoxicándola, rejuveneciéndola, protegiéndola de los rayos solares, y disminuyendo el riesgo de cáncer.

Es importante consumirlo con moderación (tres tazas diarias) ya que cuando su ingesta es elevada (cinco tazas diarias) puede provocar muchos efectos secundarios.

Fuentes consultadas: Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales, Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU., Departamento de Agricultura de EE. UU., Instituto Nacional de Artritis y Enfermedades Musculoesqueléticas y de la Piel, Instituto Nacional de Medicina Complementaria y Alternativa.