La ayuda internacional llega a la India, devastada por la segunda ola

·3  min de lectura
Aumentan los casos en la India, el sistema de salud está colapsado y miles de personas mueren por día, los  crematorios indios, tanto en la capital, Nueva Delhi, como en otras grandes ciudades, están una total emergencia ya que no tienen capacidad para recibir la cantidad de cuerpos que se les requiere por día.
TAUSEEF MUSTAFA

NUEVA DELHI.- La ayuda internacional de emergencia empezó a llegar este martes a una India sumida en una inédita oleada de contagios y muertes por Covid-19.

Epicentro de la pandemia de coronavirus desde hace días y con una variante local todavía mal identificada, el segundo país más poblado del planeta, solo por detrás de China, registra diariamente un elevado número de contagios y decesos. El lunes, la India alcanzó un récord mundial de 352.991 infecciones y un récord nacional de 2812 muertes en 24 horas. Este martes, el país comunicó un menor número de muertes en 24 horas, 2771, aunque todavía en niveles altos. Los expertos incluso dicen que el conteo oficial probablemente esté por debajo del real.

Coronavirus: Brasil rechazó la Sputnik por falta de datos y desde Rusia hablan de decisiones “políticas”

La situación en la India es la “más que desgarradora”, declaró el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, que suministró equipamiento esencial al país de 1300 millones de habitantes.

El personal sanitario y los familiares de enfermos buscan desesperadamente oxígeno, ventiladores, camas, camillas. En Delhi, la aglomeración más golpeada, algunos recorren incluso los hospitales en rickshaw con sus allegados moribundos.

El primer avión con ayuda médica para la India, con 100 ventiladores y 95 concentradores de oxígeno británicos, llegó este martes a Delhi. El vocero del Ministerio de Exteriores, Arindam Bagchi, tuiteó las fotos de este envío. Londres debe enviar a su antigua colonia hasta 495 concentradores y 140 ventiladores en total.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Por su parte, Estados Unidos prometió enviar compuestos para la producción de vacunas, equipos de protección, pruebas de diagnóstico rápido y ventiladores. Y la Unión Europea (UE) se comprometió a facilitar “asistencia” a la India. Alemania, Francia y Australia anunciaron por su parte el envío de ayuda de emergencia.

El repunte, provocado por nuevas e insidiosas variantes del coronavirus, ha socavado la prematura afirmación del gobierno indio de que había vencido a la pandemia. El país sufre una escasez crónica de espacio en las unidades de cuidados intensivos. Los hospitales carecen del suministro de oxígeno médico adecuado y mucha gente se ve obligada a recurrir a instalaciones improvisadas para entierros y cremaciones masivas por la saturación de las funerarias.

En un intento por solventar la escasez de camas, las autoridades indias están recurriendo a vagones de tren, que se han convertido en salas de aislamiento. India también empezó a trasladar por aire tanques de oxígeno a los estados que los necesitan, y trenes especiales con estos suministros recorren el país.

Conexiones aéreas suspendidas

El gobierno del nacionalista hindú Narendra Modi es blanco de críticas desde hace días por su gestión de la crisis. A petición suya, Twitter suprimió decenas de tuits criticándolo.

Aumentan los casos en la India, el sistema de salud está colapsado y miles de personas mueren por día, los  crematorios indios, tanto en la capital, Nueva Delhi, como en otras grandes ciudades, están una total emergencia ya que no tienen capacidad para recibir la cantidad de cuerpos que se les requiere por día.
TAUSEEF MUSTAFA


La situación es dramática en la India (TAUSEEF MUSTAFA/)

La variante india del Covid-19 genera todavía interrogantes. La OMS señaló que aún no sabe si la elevada mortalidad se debe a una mayor gravedad de la variante, a la presión sobre el sistema sanitario por el aumento de casos o a ambos.

Esta variante, detectada por el momento en Bélgica, Suiza, Grecia e Italia, aparece cuando varios países de Europa empiezan a suavizar las restricciones o estudian hacerlo en las próximas semanas.

Para evitar su propagación, Australia decidió este martes suspender hasta el 15 de mayo los vuelos procedentes de la India, en la línea de decisiones similares de Canadá, Emiratos Árabes Unidos, el Reino Unido o Nueva Zelanda. Por su lado, Bélgica anunció el cierre de sus fronteras a los viajeros procedentes de la India, pero también de Brasil y de Sudáfrica, países donde se registraron otras variantes del virus que ha matado a más de 3,1 millones de personas en el mundo desde diciembre de 2019.

Agencias AFP y AP