Ayatolá Jamenei promete venganza tras mortal ataque a santuario iraní

FOTO DE ARCHIVO. El líder supremo de Irán, el ayatolá Alí Jamenei, habla durante una reunión en Teherán, Irán

DUBAI, 27 oct (Reuters) - El líder supremo de Irán prometió el jueves tomar represalias contra quienes amenacen la seguridad del país tras una matanza de peregrinos chiíes reivindicada por Estado Islámico que amenaza con avivar las tensiones en medio de las protestas generalizadas contra el gobierno.

En una declaración leída en la televisión estatal, el ayatolá Alí Jamenei dijo que los asaltantes "serán seguramente castigados" y llamó a los iraníes a unirse.

"Todos tenemos el deber de enfrentarnos al enemigo y a sus agentes traidores o ignorantes", dijo Jamenei un día después del ataque, en el que murieron 15 personas.

El llamado de Jamenei a la unidad parecía dirigirse sobre todo a los leales al gobierno y no a los manifestantes, cuyo movimiento de casi seis semanas de duración es considerado por las autoridades como una amenaza para la seguridad nacional.

Los gobernantes clericales de Irán se han enfrentado a protestas en todo el país desde la muerte bajo custodia policial de Mahsa Amini, una mujer kurda de 22 años, el 16 de septiembre.

Los manifestantes han pedido la muerte de Jamenei y el fin de la República Islámica durante las protestas, que se han convertido en uno de los desafíos más audaces al liderazgo clerical desde la revolución de 1979.

Las autoridades iraníes dijeron que fue arrestado un hombre armado que llevó a cabo el ataque en el santuario de Shah Cheragh en la ciudad de Shiraz. Los medios estatales culparon de la masacre a "terroristas takfiri", una etiqueta que Teherán utiliza para los militantes musulmanes suníes de línea dura, como Estado Islámico.

El vicegobernador provincial Easmail Mohebipour dijo que "el terrorista del santuario está en estado crítico" tras ser abatido por la policía "y aún no hemos podido interrogarlo", citado por la agencia de noticias semioficial Tasnim.

(Reporte de la redacción de Dubai; escrito por Michael Georgy; editado en español por Benjamín Mejías y Carlos Serrano)