Axel vence al Covid y batalla contra el cáncer; celebra última quimio

·3  min de lectura

OXKUTZCAB, Yuc., julio 3 (EL UNIVERSAL).- Axel tiene 6 años de edad y fue diagnosticado con una enfermedad muy parecida a la leucemia, que lo obligó a iniciar una batalla con quimioterapias; un año después, festejó haber recibido la última de ellas y haber vencido el mal.

En su vehículo pintó leyendas en donde anunciaba en redes sociales que acaba su tratamiento, por lo que el suceso se hizo viral.

Hasta antes del diagnóstico era un niño alegre como todos, muy cariñoso y muy estudioso, cursaba el segundo de kinder en la escuela Sac Nicte de la cuidad de Oxkutzcab, Yucatán.

Un día se le presentó una calentura muy fuerte y los médicos no sabían que pasaba, muchos decían que era una inflamación en el hígado debido a una hepatitis, pero no estaban seguros.

El mismo médico de la localidad, al ver que agravaba, envió al menor al Hospital Corea de la Amistad de la ciudad de Mérida, tristemente el hospital se encontraba en abandono contando con solo dos médicos en general en medio de la pandemia.

"Nos trasladamos por nuestra cuenta a la clínica Mérida donde al realizarle análisis de laboratorio encontraron en su sangre blastos (células cancerígenas) donde el mismo médico determinó que esto se trataba de una enfermedad peligrosa que requería de quimioterapias urgentemente".

Por no contar con el suficiente dinero para iniciar en ese lugar los estudios, quimios y todo el tratamiento que requería, se trasladaron al hospital Agustín O. Horan donde los recibieron inmediatamente al ver la gravedad del asunto.

Iniciaron las pruebas, pero todo resultado fue muy tardado ya que todo fue particular debido a que en ese momento el hospital no contaba con esos tipo de análisis, mientras la salud de Axel empeoraba día con día y los médicos requerían de más y más estudios como dos raspados de médula ósea, 1 biopsia de médula y tenían que transfundirle sangre urgentemente.

"Ese fue uno de nuestros mayores problemas ya que casi no hay donantes, pero gracias a la familia y amigos pudimos conseguir la sangre", relato el padre de Axel, Santiago Pacheco.

Luego informó que también Axel dio positivo a Covid-19 en el hospital y en ese momento lo trasladaron a la uneme (covitario) para empezar su tratamiento contra el Covid y esperar los resultados.

A los siete días de estar aislado en el covitario lo trasladaron a un aislado de pediatría para ya empezar su tratamiento con quimioterapias diagnosticándole la enfermedad Linfohistiositosis Hemafogositica.

Es un mal asociado a la leucemia porque actúan de la misma forma y se tratan de la misma forma.

Empezar sus quimioterapias no fue nada fácil, tanto para conseguir los recursos como para que su cuerpo se adaptara a esos tratamientos, dijo el padre.

"Nosotros le entregamos todo a Dios y motivándolo el poco a poco se fue acostumbrando al proceso", subrayó.

Tras superar el Covid luego de 35 días, inició con sus quimioterapias dos veces a la semana.

La recta final fue la más difícil ya que las quimioterapias le afectaban más, pero como él dice, Dios jamás lo abandonó y lo ayudó a lograrlo.

Ahora están en etapa de estudios y vigilancia, y primeramente Dios -dicen sus padres- "esperamos que la enfermedad no regrese".

Así como la historia de Axel hay muchos niños que sufren el desabasto de medicamentos contra el cáncer y las quimioterapias, y sus padres sufren un verdadero martirio para conseguirlas. "Esperamos que el gobierno se sensibilice sobre este tema", comentaron finalmente contentos al ver que Axel, su pequeño hijo, venció ese mal.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.