Axel Kicillof vinculó el atentado a Cristina Kirchner al juicio por obras de vialidad que enfrenta la vicepresidenta.

·3  min de lectura
Kicillof estuvo anoche con la vicepresidenta en Juncal y Uruguay
Kicillof estuvo anoche con la vicepresidenta en Juncal y Uruguay - Créditos: @Matias Baglietto

LA PLATA.- “No puedo dejar de asociarlo a lo que escuchamos de parte de un exponente del Poder Judicial que también busca correrla de la vida política prohibiéndole la participación de forma perpetua como candidata. Se trata de atentar contra la vida o la participación política de la misma persona. Pensabamos que en la Argentina la proscripción no existía más”, dijo hoy el gobernador de la provincia de Buenos Aires Axel Kicillof, que marcha junto a su gabinete a la Plaza de Mayo en repudio al intento de asesinato que sufrió Cristina Kirchner.

El gobernador vinculó así el ataque al juicio por corrupción que afronta la vicepresidenta, que fue acusada por los fiscales de encabezar una asociación ilícita y por fraude al Estado. Kicillof estuvo anoche con Cristina Kirchner en el departamento de Juncal y Uruguay. Estuvo allí más de dos horas, según informaron a LA NACION desde la gobernación. Fue después de que el ciudadano brasileño Fernando Andrés Sabag apuntara con una Bersa Calibre 32 a Fernández y fallara en su intento por disparar.

Antes de unirse a las columnas de manifestantes que parten desde temprano movilizados por intendentes peronistas del Gran Buenos Aires, Kicillof se mostró junto a su equipo para repudiar el intento de magnicidio contra la vicepresidenta Cristina Fernández.

“Yo ayer estuve hasta altas hora de la noche en el departamento de Juncal. Sabemos que la investigación está marchando. Quiero dejar en claro que esto no es - de ninguna manera- un hecho individual o por el estado mental de una persona. No estoy infiriendo que sea parte de un complot. Pero es mal intencionado considerar que es un desequilibrado que intenta matar a una dirigenta persona conocida. Si se hubiera cometía el magnicidio, no se si cayeron en la cuenta de la situación que estaríamos. El objetivo de ayer era terminar con la vida de la vicepresidenta. Era deshacerse de la vicepresidenta. No puedo dejar de asociarlo a lo que escuchamos de un exponente del sector del poder judicial que buscaba correrla de la vida política prohibiéndole la participación como candidata”, remarcó Kicillof, que estuvo acompañado por Verónica Magario y su gabinete en la conferencia de presa de la Gobernación.

Axel Kicillof y Verónica Magario
Axel Kicillof y Verónica Magario

“Se trata de atentar contra la vida o contra la participación política de esta persona. Pensábamos que en Argentina la muerte por motivos políticos ya que existía más. Esto no es producto de un desquiciado, es producto de un contexto”, aseguró el jefe de Estado.

“Se está produciendo una movilización muy grande. Esto tiene que conducir a un llamado a todos los políticos a repudiar lo que sucedió. Esto tiene que conducir a un llamado a todos los políticos: representantes institucionales y de la sociedad civil a repudiar sin dobleces sin grises lo que sucedió. Y a replantearse de manera sincera lo que viene sucediendo con los recursos de odio”, dijo.

“El problema no es que se atente contra el peronismo o quien lo conduce. El problema es que con estos niveles de violencia no hay país para nadie. Porque no hay democracia posible con estos niveles de violencia”, agregó.

El gobernador llamó a una respuesta en bloque de todos los partidos políticos y de todos los sectores de representación.

El jefe de Estado provincial dijo que ayer la vio entera a Cristina. “Consciente de la gravedad de la situación, por la responsabilidad de representación que tiene. Este hecho marcha un antes y después” -dijo. “Todos sabemos que lo que estamos viendo - y nosotros como fuerza política estamos delante de un sector del poder judicial que ha decidido prohibir”.

Kicillof afirmó además que desde la Liga de Gobernadores se ha convocado al resto de los mandatarios provinciales para una reunión institucional el lunes en el Consejo Federal de Inversiones. “Esto es lo más grave que ha pasado desde la vuelta de la democracia” manifestó antes de marchar hacia Plaza de Mayo. “Por eso se está produciendo una movilización muy grande”, vaticinó.