Kicillof postergó definiciones que esperan los intendentes y perfiló su propia reelección: “Las transformaciones llevan tiempo”, advirtió

·5  min de lectura
Kicillof recibió a Máximo Kirchner, Sergio Massa  y a los intendentes bonaerenses del Frente de Todos.
Kicillof recibió a Máximo Kirchner, Sergio Massa y a los intendentes bonaerenses del Frente de Todos.

LA PLATA.- El gobernador Axel Kicillof tuvo hoy su foto de unidad con los intendentes del PJ, el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, y el titular del bloque del Frente de Todos, Máximo Kirchner. En una mesa amplia tendida en la sede gubernamental en La Plata, el mandatario buscó relanzar su gestión para posicionarse de cara a 2023, pero postergó una definición sobre la reelección ilimitada de los jefes comunales, que esperaban un impulso más decidido de su parte.

Según pudo constatar LA NACION, Kicillof dilató una posición en público a favor de las expectativas de un sector del Frente de Todos, dado que aún hay fuertes divisiones dentro del oficialismo. De hecho, en la mesa sentó a su lado a Massa -que se opone al cambio de la ley que él mismo impulsó- y a Máximo Kirchner, el líder de La Cámpora, que tiene una postura favorable a que “la ciudadanía ejerza el derecho de elegir si un intendente tiene que continuar su obra de gobierno”.

“Las transformaciones estructurales llevan tiempo”, dijo Kicillof al terminar la reunión, cuando se le consultó si él necesita seis años de gobierno, sin pandemia. Es decir, si va a presentarse en 2023 otra vez como aspirante a Gobernador. “Los intendentes no pidieron nada particular, todos están muy conformes con el envión que empezamos a tomar. Ese ritmo tenemos que recuperar no porque pensemos en el 2023 o algo por el estilo, si porque tenemos que superar la pandemia”, dijo.

Jorge Fernández Díaz, sobre Cristina Kirchner: “Ella a la vez que domina el peronismo los hace perder las elecciones”

Kicillof evitó apurar una definición legislativa sobre una eventual reforma a la Ley Orgánica de Municipios. Y las expectativas de los alcaldes están puestas ahora en la vía judicial, que entienden sería la única manera de dar luz verde a la ambición de renovar en 2023. Esta vía sería a través de un reclamo de inconstitucionalidad de la Ley 14.836. Al cambio del encuentro, la decepción de los alcaldes resultó marcada, a tal punto que opinaron que “lo más jugoso fue el asado”.

Pero entre los intendentes no faltó quien recordara que, durante la gobernación de María Eugenia Vidal, hubo un acuerdo de algunos jefes comunales del PJ que posibilitó la sanción de la ley en el Senado. Las miradas se dirigieron al jefe de Gabinete bonaerense, Martín Insaurralde, un aliado del exjefe de Gabinete Federico Salvai. En la misma mesa estuvo sentado hoy en antecesor del exalcalde de Lomas de Zamora, Carlos Bianco, un funcionario de extrema confianza de Kicillof.

“Hablamos de los planes a futuro. De la interacción con los intendentes. Ellos expresaron las necesidades que tienen. Marcamos el compromiso. Nosotros venimos a transformar el tejido productivo de la provincia, los últimos números son alentadores. Vamos a estar recuperando lo que ocurrió con la pandemia. Pero obviamente no todo crecimiento trae distribución. Hace falta políticas de estado. Grandes lineamientos”, dijo Kicillof a modo de líder del proyecto.

El resultado del 14 de noviembre, cuando el Frente de Todos acortó a 1,2 puntos la diferencia con Juntos, devolvió al Gobernador a la carrera hacia 2023. En el primer paso en ese camino quiso recomponer las fisuras que dejó la campaña y habló en privado con Máximo Kirchner antes de recibirlo, dado que e hijo de la vicepresidenta había sido crítico. El jefe de La Cámpora no habló este miércoles en público, pero se mostró para la foto de unidad que pergeñó Kicillof.

Alberto Fernández, Máximo Kirchner y Axel Kicillof en el búnker del Frente de Todos en Chacarita
Santiago Filipuzzi


Alberto Fernández, Máximo Kirchner y Axel Kicillof en el búnker del Frente de Todos en Chacarita (Santiago Filipuzzi/)

Cerca de Kicillof niegan que haya fisuras. “La Cámpora es uno de los sectores con los que nos sentimos más vinculados. Y así lo demuestra la composición del gabinete de la provincia: Nicolás Kreplak, ministro de Salud, Andrés Larroque, en Desarrollo de la Comunidad, e Inti Pérez Aznar, subsecretario de Justicia, son algunos de los hombres que permanecen en el gabinete y demuestran que el vínculo es sólido”, se escucha en los despachos pegados al de Kicillof.

A todos ellos y el resto de los miembros del gabinete les pidió el gobernador un plan de gobierno para los próximos dos años, en una reunión que tuvo lugar el lunes 15. Ninguno de los ministros presentó la renuncia. Pero todos saben que su continuidad está ahora bajo evaluación del mandatario.

Los intendentes invitados hoy esperaban más de Kicillof: nuevos cambios en el Gabinete, tal como sucedió luego de las PASO, cuando se incorporaron los exalcaldes Insaurralde y Leonardo Nardini (Malvinas Argentinas). Los jefes comunales consideran que Kicillof debe reemplazar a la ministra de Trabajo, Mara Ruiz Malec, y a la directora general de Cultura General y Educación, Agustina Vila, pero al menos la segunda estuvo en la reunión de la Gobernación.

Kicillof, Massa y Máximo Kirchner, a la cabeza del encuentro en La Plata.
Kicillof, Massa y Máximo Kirchner, a la cabeza del encuentro en La Plata.


Kicillof, Massa y Máximo Kirchner, a la cabeza del encuentro en La Plata.

Además, los intendentes esperan sumar 18.000 millones de pesos para un Fondo de Infraestructura Municipal incluido en el próximo presupuesto que prevé gastos por 2.8 billones de pesos para 2022. Hay otros temas pendientes: uno de ellos, el proyecto político. Los intendentes quieren cobrar por remontar el resultado electoral del 14 de noviembre no solo con cargos en el Gabinete. Esperan que el gobernador se expida sobre el regreso de la reelección indefinida.

Daniel Gollan dijo que el “plan platita” fue una fake news

Las aspiraciones de un sector de los intendentes no sólo genera ruido con el Frente Renovador. Hay intendentes como Gustavo Menéndez, presidente del PJ bonaerense, que también se oponen a reformar la norma para volver al sistema de re elección indefinida. En cambio, desde La Cámpora hay mayor aval a la reforma: “En 2016 votamos en contra de la ley. Estamos de acuerdo con que la gente pueda seguir eligiendo a aquellos intendentes e intendentas que gestionan bien su ciudad”, se expresó desde ese espacio.

Por ahora Kicillof calla en público. Fueron testigos mudos del primer encuentro poselectoral la vicegobernadora Verónica Magario; el jefe de Gabinete, la ministra de Gobierno, Cristina Álvarez Rodríguez; la directora general de Cultura y Educación, Agustina Vila; los ministros de Infraestructura y Servicios Públicos, Leonardo Nardini; y de Hacienda y Finanzas, Pablo López; el administrador general de la Dirección Vialidad, Hernán Y Zurieta; el titular de la Cámara de Diputados de la Provincia, Federico Otermín; y el senador electo por la séptima sección electoral, Eduardo Bucca.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.