Axel Kicillof pide mayor coordinación con Nación, Ciudad y municipios para controlar las nuevas restricciones

·3  min de lectura
Axel Kicillof  busca mayor coordinación en la nueva fase de restricciones que se anunciará desde el viernes
SANTIAGO GUTIERREZ EGUIA

LA PLATA.- Axel Kicillof cambió de discurso: no será el gobernador quien pida volver a fase uno. “No irá por más. Irá por mejor”, anticipan en su entorno. Propondrá controles más eficientes a las nuevas medidas de cuidado que decretará a partir del viernes el presidente Alberto Fernández.

El gobernador escuchará propuestas de quienes evalúan cerrar los fines de semana, sostienen en su entorno. Y su ministro de Seguridad, Sergio Berni, saldrá a cumplir el rol de sheriff. Pero no lo hará solo.

Coronavirus: la Ciudad de Buenos Aires evalúa un confinamiento “total” durante los fines de semana y mantiene las clases presenciales

Kicillof busca mayor coordinación con el gobierno de la Nación, con la Ciudad Autónoma de Buenos aires y con los municipios, para hacer cumplir las nuevas disposiciones que intenta consensuar Fernández.

En otras palabras, Kicillof sacará su policía a la calle durante el fin de semana para dar una muestra de mayor control. Pero espera que también esté la Gendarmería y la Policía Federal haciendo su esfuerzo en las jurisdicciones del AMBA que son compartidas.

Los controles en el transporte público son un punto a revisar. Y en la circulación general de personas buscará optimizar las medidas. Se plegará en caso de acordar con Ciudad cierres generales los fines de semana. Y buscará consensos para que los intendentes adhieran, pero serán estos los encargados de supervisar en sus distritos.

Además Kicillof mantendrá mañana una reunión con intendentes para pedir más controles a fin de hacer cumplir las restricciones vigentes para evitar la propagación del coronavirus.

¿Por qué cambió de paradigma el gobernador? Es puro pragmatismo: no hay peor norma para un gobernante que aquella imposible de cumplir, sostienen en su entorno.

En otras palabras: mejor hacer cumplir la fase 2 que intentar imponer sin consenso y con improbable éxito un regreso a la fase 1. El desgaste de tal hazaña es demasiado alto ante una posible rebelión ciudadana.

Los casi 100.000 policías de la provincia no son suficientes para garantizar el comportamiento que se espera de 17 millones de habitantes. Sin consenso no hay fase 1 posible. El objetivo es llegar a hacer cumplir la fase 2. Ayer su ministro de Salud, Daniel Gollán, admitió que en la tercera semana del último DNU las medidas tienen poco acatamiento.

“Desde el principio hemos sostenido que las medidas deben ser adoptadas en conjunto y acompañadas por instrumentos jurídicos y de asistencia económica necesarios”, dijo hoy el gobernador.

Kicillof repasó en las últimas horas con su comité de expertos los resultados de las medidas adoptadas. Allí se analizó la evolución de los contagios, que volvieron a picar en punta en los últimos días.

La caída del 18 por ciento en los contagios que se registró a partir de que se resolvió cerrar escuelas y restringir circulación desde el 16 de abril, disminuyó al 8 por ciento en los primeros días en mayo. Pero esta baja en los contagios no se profundizó. La última medición arrojó una curva contraria, con un aumento de casos promedio del 3,5 por ciento, por semana. “A partir del crecimiento de los casos de los últimos días debemos seguir trabajando en políticas que permitan disminuir contagios”, dijo Kicillof.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.