Axel Kicillof: "Nos va ganando, pero a partir del martes le daremos batalla al virus"

LA NACION
·4  min de lectura
"Si no hubiéramos traído la vacuna, pondrían el grito en el cielo porque no vinieron vacunas", cuestionó Kicillof
Fuente: Archivo - Crédito: Hernán Zenteno

El gobernador Axel Kicillof celebró la campaña de vacunación que se hará en la Argentina, tras destacar cómo la ciencia "en tiempo récord" desarrolló la vacuna, expresó: "Hasta ahora nos va ganando [el Covid-19], pero a partir del martes le empezamos a dar batalla al virus".

Tal como señaló, Kicillof se dará la vacuna aunque no "en carácter personal" sino como una forma de enviar un mensaje a la sociedad. "Hay una campaña muy intensa de desprestigio para generar dudas e incertidumbres", denunció. Así, al conversar con el canal C5N, explicó que la vacunación no es un acto individual, sino "un hecho social y de solidaridad" para cuidar, también, a otros.

Aborto: intensas gestiones del Gobierno para consolidar una mayoría a favor de la legalización en el Senado

"Estamos ante un cambio de fase: el 2020 fue el año de la pandemia y el 2021 es el de la vacunación, ni de la postpandemia ni de la reactivación", puntualizó luego. Y estimó: "En la provincia de Buenos Aires el operativo que estamos generando es ambiciosísimo y complejísimo y puede tener momentos dramáticos". Según indicó, el 2 de enero lanzarán una aplicación para vacunarse que ya tienen un sitio web."Se registraron 300 mil personas en la página", agregó.

De esa manera, apuntó contra los que son "antigobierno" y, por consecuencia, "antivacunas". Y evaluó: "Si no hubiéramos traído la vacuna, pondrían el grito en el cielo porque no vinieron vacunas; pero vino la vacuna y no les gusta la que compramos. Me parece que eso hay que cortarlo".

Pese a esto, el oficialista celebró lo que ocurrió con la reunión que el Presidente realizó con los gobernadores: "Mi comprensión es que seguro todos van a distribuir la vacuna. No sé si ellos personalmente se vacunarán, es una decisión de ellos. En mi caso, estoy completamente confiado de las decisiones que toma Anmat, que es de absoluto prestigio internacional".

Por otro lado, durante la entrevista, Kicillof reconoció que están aumentando los casos y señaló: "No menciono a la ciudad de Buenos Aires porque tenga un hobby de hablar de Larreta y Quirós, sino porque donde hay más densidad es más fácil contagiarse". El gobernador describió entonces la "dinámica" y "la evolución natural" del virus, y destacó que comienza en la ciudad y luego se expande por la provincia.

En esta línea, dijo que se daría cualquier vacuna, sin importar de dónde provenga. "Estoy, como gobernador de una provincia que tiene 17 millones de habitantes, al mando de una campaña de vacunación que es la más grande de la historia". Y añadió: "Que haya llegado la vacuna forma parte de una épica, no del kirchnerismo, del Gobierno o de Alberto, sino porque se consiguió en un tiempo muy corto, en el medio de una de las tragedias más grandes que tenga memoria la humanidad".

Por qué Jair Bolsonaro les pide a los brasileños que se bañen "más rápido"

"Estos andan diciendo 'no me gusta la vacuna' como si esto fuera cualquier cosa: 'No comas un caramelo' o 'No vayas de vacaciones a tal lado'. Estamos hablando de un tema grave, que se ha llevado la vida de millones de personas en todo el mundo y que está poniendo en jaque a la economía mundial", continuó. Y enfatizó: "Para mí la vacuna es un vaso de agua en el desierto".

La carta de Lavagna

Al comienzo de la entrevista, el gobernador bonaerense habló sobre la carta del exministro de Economía Roberto Lavagna, quien publicó un documento con sus reflexiones de fin de año en las que destacó "el fracaso de las políticas populistas por un lado, o de ajuste por el otro". "La verdad que la vi y no me gustó nada", se sinceró Kicillof. Y explicó: "La premisa era 'la Argentina no crece hace diez años', pero formé parte de un gobierno que duró 12 años, de los cuales solo no se creció en tres años -y en dos de ellos hubo crisis mundiales-".

"Lavagna empieza diciendo que no hay que que caer ni en el populismo ni en el ajuste, pero todos los palos son para lo que el llama 'el populismo'", continuó el funcionario. "No estoy de acuerdo con la caracterización de 'la Argentina no sabe crecer'", ratificó. Luego, tras hacer una serie de criticas al mensaje del exfuncionario, añadió: "Fue como poner un reloj de arena y decirle al Gobierno: 'Se acabaron las excusas'".