Axel Kicillof aseguró que evalúa "medidas complementarias" para reemplazar al IFE

LA NACION
·2  min de lectura

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, dijo que evalúa medidas sociales "complementarias" luego de la decisión del gobierno nacional de suspender la entrega del Ingreso Federal de Emergencia (IFE). Agregó que "confía" en el "impulso" de la obra pública.

"Estamos pensando hacer algunos anuncios complementarios de refuerzo", dijo Kicillof en diálogo con Radio Provincia, cuando se lo consultó por la quita del IFE. "El gobierno nacional ya está planteando medidas que vendrían a reemplazar el IFE, como bonos, adicionales de asignación universal por hijo, etcétera. Vamos a ver el conjunto, y después, vamos a usar los recursos de la provincia para seguir apuntalando la cuestión social, alimentaria. No podemos relajarnos con esto, porque hay gente que la ha pasado mal", añadió.

"Vaya al psicólogo": del enojo de Máximo Kirchner a la dura respuesta de Alberto Fernández

En ese sentido, insistió: "Estamos evaluando, porque hay que terminar de ver el diseño nacional, lo que queda descubierto. Estamos mirando cuál es el ritmo de la reactivación, porque todo forma parte de la misma decisión. Esperemos que sea notoria la reactivación", agregó.

Luego, el gobernador agregó: "Confiamos mucho en un impulso de la obra pública para sacar adelante a la Provincia después de la pandemia. Anunciamos un plan muy auspicioso, serán unas 10.000 viviendas para el año que viene. Este año terminaremos con más que el primer año de la gestión de [María Eugenia] Vidal", sostuvo, crítico de su predecesora del Pro.

Kicillof agregó: "Llegamos a un acuerdo para que las obras que se hacen en las provincias se discuten en conjunto entre Nación y Provincia y este trabajo de coordinación nos tiene muy esperanzados".

Hoy, el gobernador encabezó junto al ministro de Infraestructura, Agustín Simone, un acto de entrega de viviendas y escrituras, del que participaron por videoconferencia el Jefe de Gabinete, Carlos Bianco, desde Laprida y el Ministro de Justicia, Julio Alak, desde Lanús. Allí expresó que se propuso hacer 10 mil viviendas sólo en 2021 y señaló que en los últimos cuatro años "se hicieron 2 mil por año". Destacó que trabajará "para que ningún propietario se quede sin su escritura".

En tanto, en Lanús, Alak, entregó 131 escrituras gratuitas y planteó que "este es un Estado presente con políticas públicas inclusivas para promover derechos sociales". El ministro planteó que Kicillof decidió regularizar la situación de 800 mil familias "que no tienen su escritura", analizó que ello les otorgará "seguridad jurídica", y expuso que "el programa 'Mi casa, mi escritura' está en condiciones de entregar 45.383 escrituras en los 135 municipios".