Axel Kicillof designó al sindicalista ultra K Walter Correa en el Ministerio de Trabajo

·6  min de lectura
Walter Correa, el primero a la izquierda, hace dos semanas en una reunión con Cristina Kirchner y los sindicalistas Pablo Moyano, Omar Plaini y Mario Manrique
Walter Correa, el primero a la izquierda, hace dos semanas en una reunión con Cristina Kirchner y los sindicalistas Pablo Moyano, Omar Plaini y Mario Manrique

LA PLATA.- El gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof, anunció hoy la designación del sindicalista Walter Correa como nuevo ministro de Trabajo de la provincia en reemplazo de Mara Ruiz Malec, que asumirá como directora general de los Recursos de la Seguridad Social de la AFIP.

Kicillof presentó a Correa como uno de los sindicalistas “que impiden que el mercado ajuste”.

El designado ministro es exdiputado nacional y titular del Sindicato de Obreros y Curtidores de la República Argentina. Accedió al Congreso de la mano de Unidad Ciudadana, la fuerza política que recreó Cristina Kirchner en 2017. Visitó a la vicepresidenta hace dos semanas con una comitiva sindical encabezada por Pablo Moyano, su referente en el ajedrez sindical. Se considera una ultra kirchnerista y es uno de los interlocutores sindicales de Máximo Kirchner.

El fin de la fantasía y la era de las imposturas

De perfil “antiempresario”, Correa administra cooperativas y activó ayer, en paralelo a la marcha de la CGT, un reclamo por orquestar “un plan desestabilizador” contra la Asociación de Empresarios de la Argentina (AEA), la Cámara de Comercio de los Estados Unidos, la Sociedad Rural y Pro. “Parar el golpe”, se tituló el panfleto que llevaba la adhesión de la Federación de Trabajadores de la Industria del Cuero y de la seccional Oeste cegetista, sus dos áreas de influencia.

El documento de sindicatos kirchneristas contra empresarios y Pro que impulsó Walter Correa, el nuevo ministro de Trabajo de Kicillof
El documento de sindicatos kirchneristas contra empresarios y Pro que impulsó Walter Correa, el nuevo ministro de Trabajo de Kicillof

Correa integra en la CGT el Frente Sindical que encabeza Pablo Moyano y se ubicó siempre en la vereda de enfrente de “los Gordos”, el sector mayoritario que hoy domina la central obrera. Abrió una grieta interna en Azopardo el año pasado, cuando hizo un acto para poner un busto de Néstor Kirchner en el ingreso a la sede de la central obrera. Ese día no asistió el consejo directivo a pleno.

Kicillof anunció el recambio de funcionarios tras un acto en Mar del Plata donde se mostró Junto a Correa. La presentación del nuevo ministro del gabinete provincial se realizó durante el primer Congreso Bonaerense de Derecho de Trabajo. Ruiz Malec, que tenía trayectoria en el ámbito laboral por haber trabajado cerca de Carlos Tomada, deja su cargo para ir a la AFIP en medio de cuestionamientos por los sindicatos que exigen actualización de salarios y nuevas reuniones paritarias para no perder contra la inflación.

En ese ámbito Kicillof hizo una amplia presentación económica. Expresó que el Estado es una necesidad “ que surge de la lucha de los trabajadores” “no para atacar, destruir al capital, sino para garantizar que el sistema funcione. Se está protegiendo la reproducción, además de la justicia social”, dijo. “Por eso también surgen los sindicatos, porque si el trabajadores tiene que ir a vender en pura soledad está en inferioridad y siempre sus derechos y sus condiciones van a ser los peores. Por eso cuando los trabajadores defienden sus derechos colectivamente sufren ataques como han sufrido nuestros sindicatos”, remarcó.

Kicillof cuestionó a los opositores de los sectores libertarios, como Javier Milei: “Hoy en el mundo hay diferentes beneficios. Y derechos de segunda generación como aguinaldo y derecho a las ganancias contemplada en la constitución del 49. La discusión del trabajo entre los trabajadores, los empresarios y el Estado. Ahora vuelven con fuerza estos discursos de algunos que prometen que van a terminar con los derechos de los trabajadores. Vuelven esos discursos de la flexibilización labora. Ahora la llaman modernización. Es siempre lo mismo. Se limita a bajar los salarios. Todo lo demás es ropaje, para decir que van a sacar las contribuciones laborales, por ejemplo”.

“Según estas teorías si hay desempleo tiene que bajar el salario. Pero en la crisis del 30 solo no se solucionó. Y sin embargo que diría un economista neoliberar cuando la cosa no se soluciona, porque el salario no baja. Y ¿de quién es la culpa? - ironizó- a uno lo tengo en la mesa: Walter Correa. Los sindicalistas que impiden que el mercado ajuste”.

Mara Ruiz Malec, exministra de trabajo de la provincia de Buenos Aires, y Roberto Baradel
Mara Ruiz Malec, exministra de trabajo de la provincia de Buenos Aires, y Roberto Baradel - Créditos: @Santiago Hafford

Tensión con docentes y estatales

El recambio se suscita mientras los gremios docentes, con excepción del Suteba, de Roberto Baradel, reclaman al gobernador una política más activa. “Los docentes bonaerenses no podemos seguir dilatando los tiempos. Resulta imperioso que el gobierno de la provincia haga su mayor esfuerzo para que los salarios del conjunto de la docencia no pierdan contra la inflación” dijo Liliana Olivera, presidente de la FEB.

Es una voz más potente y más enfática que la de Baradel, que asiste a los actos peronistas y respalda abiertamente a Kicillof en cada negociación. En la misma línea UPCN ya exige un 10 por ciento de actualización salarial, según informó Diego Rétola secretario gremial del sindicato.

Kicillof hoy aseguró que la provincia creció un 11.4 por ciento el año que pasó. Y aseguró que: “Para el crecimiento de la economía sea sostenible y justo el derrame tiene que ir desde abajo para arriba. No hay crecimiento justo si no hay mejor distribución de la riqueza”, afirmó el mandatario mientras los sindicatos reclaman actualización de sus sueldos.

En el mismo acto el gobernador dijo: “Que la agenda no sea simplemente donde atacamos para solucionar problemas, sino que fortalecemos para hacer cumplir derechos sociales que son conquistas. En este sentido aprovecho que estamos aquí para hacer anuncios. Mara es hasta el lunes ministra de Trabajo de la provincia de Buenos Aires”.

A continuación hizo un paréntesis y se refirió a la etapa del gobierno de María Eugenia Vidal: “Nosotros recibimos un ministerio cuyo ministro salió en una filmación buscando maneras de perseguir a los sindicatos: se lo conoció como Gestapo. Se autodenominaron Gestapo para perseguir a los trabajadores para sacarles sus derechos. Desde la máximas autoridades se trabajó para excluir a los trabajadores. Se trabajó en reuniones para estatales junto con espías para generar causas y perseguir a uno y otro sindicalista. No nos vamos a olvidar de eso. Usaron al Estado para perseguir y armar causas. Para terminar con derechos”.

“El ministerio de Trabajo durante la época de Mara se fue reconstruyendo”- aseguró. Y tengo que presentarles a quién desde el lunes va a suceder a Mara. Hoy Secretario General del sindicato de la industria del cuero. Amigo, compañero, laburante incansable que va a empezar hasta el día lunes”.

Kicillof aseguró: “Estoy muy feliz de que podamos dar este paso”. “Es un día para festejar porque la provincia va a tener ahi (en la AFIP) una amiga, una aliada”.