Axel Kicillof criticó la felicitación de Mauricio Macri a Elon Musk por la compra de Twitter: “La misma guita tomó él con el FMI y se la patinó”

·4  min de lectura
Mauricio Macri y Axel Kicillof
Mauricio Macri y Axel Kicillof

La compra de Twitter que hizo Elon Musk -la persona más rica del mundo- generó repercusiones a nivel mundial y uno de los saludos para el magnate llegó de parte del expresidente argentino Mauricio Macri, quien lo felicitó por la nueva adquisición, que le costó al sudafricano 44.000 millones de dólares. La misma guita tomó Macri con el FMI y se la patinó”, comparó el mandatario provincial del oficialismo, que siguió con sus quejas: “No compró nada para los argentinos. No trajo fábricas, ni industria naval, ni obras, ni nada... Con toda esa plata”.

Hoy, el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, se hizo eco de ese saludo y aprovechó para cuestionar el préstamo que el referente de Juntos por el Cambio (JxC) tomó con el Fondo Monetario Internacional (FMI), con un monto desembolsado en la Argentina similar al pagado por el fundador de PayPal, Tesla y Space X para quedarse con la red social de mayor relevancia política a nivel mundoal.

Siempre crítico de la gestión de Cambiemos, Kicillof dijo que entre 2015 y 2019 se aplicó un plan económico “ultra-ortodoxo” que no sirvió para contener la suba de precios, uno de los problemas que también aqueja a la actual administración conducida por Alberto Fernández. “Aplicaron la receta ortodoxa para cuando hay inflación -reducir al mínimo el crédito y las prestaciones del Estado- y terminaron con 52 puntos. Y no había pandemia, ni guerra, ni nada. La Argentina fue un laboratorio de las medidas neoliberales y por enésima vez fracasaron”, consideró el gobernador en una extensa entrevista para Radio El Destape.

Entonces, bajo esa postura, también le envió un mensaje al FMI al respecto de los posibles condicionamientos que podrían llegar para la Argentina, después del arreglo con el organismo de crédito que tejió el ministro de Economía, Martín Guzmán.

“Evidentemente hay un problema inflacionario, pero esa batería de medidas se probó. Si nos quieren dar el remedio de la ortodoxia, y del ajuste monetario y fiscal, para ver qué pasa con los precios: ya lo probaron ellos [por Cambiemos] y salió mal”, sostuvo tajante Kicillof sobre aquellas exigencias que estarían a la orden del día tras las revisiones que el Fondo haga, en base a un pacto que irrita al kirchnerismo, pero que lo tiene a Kicillof como uno de los frentetodistas referenciados en Cristina Kirchner más moderado en sus cuestionamientos al acuerdo.

También criticó a la oposición luego de tildar como “prematuro” pensar ahora en una posible reelección suya de cara al año que viene. “La discusión está porque del lado contrario, de la oposición, parece que hay una especie de cola para ver quiénes se candidatean a cualquier cosa, a presidente. Están ya desayunándose la elección del año que viene, han generado un clima electoral adelantado. Nosotros estamos gobernando y tenemos necesidad, obligación y responsabilidad de trabajar”, sostuvo el mandatario provincial.

Sin embargo, reveló que la reunión en la Casa de Gobierno provincial donde se lo pudo ver a Máximo Kirchner -que es presidente del PJ bonaerense- con otros referentes del Frente de Todos (FdT) de Buenos Aires, menos del albertismo, fue una “reunión preparatoria”, con fines de “reforzar la coalición” de cara a los próximos comicios, en una convocatoria amplia que pretende aumentar su aforo para próximos mitines.

También, dijo que esta es una instancia clave como “método de consulta” con los distintos actores del oficialismo bonaerense, en el marco de la gestión. “Ahora queremos darle una periodicidad a las reuniones e ir ampliándolas, no solo de cara a las elecciones, sino ante una situación compleja. No se me ocurre una situación más compleja para gobernar que en medio de una pandemia, a la que se suma una guerra”, planteó el exministro de Economía.

Asimismo, hizo una consideración que tiene que ver con los pedidos de La Cámpora al Presidente, relacionados a que exista una mesa institucional a nivel nacional para tomar decisiones conjuntas entre los distintos socios oficialistas. Seguro de que el contexto internacional marcado por la invasión rusa a Ucrania muestra “tendencias contrarias” a un crecimiento donde “todos puedan ser beneficiarios”, Kicillof planteó: “A eso no se le responde sentándose a mirar, sino tomando decisiones políticas que tienen que tener el respaldo de nuestra fuerza política completa. Hay que darle músculo a las decisiones”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.