Axel Kicillof dijo que hay una competencia “para ver quién dice la barbaridad más grande” y lanzó: “No son discursos de odio, destilan odio”

Axel Kicillof
Axel Kicillof

En medio de las tensiones entre oficialismo y oposición por el tratamiento público que se le da al intento de magnicidio contra la vicepresidenta Cristina Kirchner, el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, dijo con ironía que hay una “olimpíada para ver quién dice la barbaridad más grande” y apuntó a todo el arco opositor. “No son discursos de odio, destilan odio”, aseveró esta mañana el mandatario, convencido de que hay un intento de “deshumanizar” al kirchnerismo y “convertirlo en el mal absoluto”.

Noticia en desarrollo