Avioneta con tres pasajeros aterriza de emergencia en Sinaloa

·2  min de lectura

CULIACÁN, Sin., diciembre 20 (EL UNIVERSAL).- Una avioneta Cessna, color blanco con franjas azules, matrícula XB-PQU, aterrizó de emergencia en el municipio de Salvador Alvarado, Sinaloa. Se presume que el piloto, que volaba a baja altura, no se percató de cables de alta tensión.

Las autoridades de Seguridad Pública fueron notificadas de que, cerca de la cortina de la presa "Eustaquio Buelna", una aeronave había caído con tres pasajeros a bordo, los cuales resultaron ilesos, salvo algunos golpes.

Según el reporte, la avioneta Cessna despegó la mañana de este domingo de una pista de la comunidad de Camagüey, en el vecino municipio de Guasave, y a escasos minutos del vuelo al parecer tocó unos cables de alta tensión, por lo que el piloto tuvo que hacer un aterrizaje de emergencia.

El piloto de la aeronave, Josué "N", y sus dos acompañantes recibieron auxilio en el lugar del accidente, pues no presentaron lesiones que ameritaran hospitalización.

La mañana del pasado 10 de octubre, cerca del dren hidráulico número Nueve, en Juan José Ríos, Guasave, una avioneta fumigadora en color blanco con franjas rojas, matrícula XB-OKQ, se desplomó a causa de una falla mecánica.

El piloto de esa aeronave, de nombre Carlos Eduardo "N", falleció en el lugar del accidente a causa de las graves heridas que sufrió al desplomarse su avioneta fumigadoras.

Según los datos recopilados por los elementos de seguridad, el joven piloto de 29 años de edad había sido contratado para fumigar un campo de cultivos agrícola y, al parecer, la aeronave presentó una falla mecánica en pleno vuelo por lo que no pudo controlar la aeronave y se desplomó.

Los jornaleros agrícolas que presenciaron el accidente acudieron en auxilio del piloto, el cual quedó atrapado, pero se percataron que este había fallecido, por lo que esperaron a las autoridades municipales que reportaron al accidente al personal de Aeronáutica Civil para que se encargara de la investigación.

Y en enero pasado, en la comunidad de Constancia, municipio del Fuerte, otra avioneta fumigadora se desplomó al descender el piloto el vuelo y golpear un tendido de cables de alta tensión.

La aeronave chocó con un sembradío y se incendió, pero vecinos de la zona rescataron gravemente herido al piloto.