Aviones 787 permanecerán en tierra en Japón

Más destacado

TOKIO (AP) — Dos grandes aerolíneas japonesas dejaron el miércoles en tierra sus aviones 787 de Boeing para controles de seguridad después de que una de esas aeronaves se vio obligada a realizar un aterrizaje de emergencia, en el golpe más reciente a la imagen de ese moderno jet de pasajeros.

All Nippon Airways dijo que detectaron un mensaje que mostraba problemas de batería y un olor a quemado en la cabina, lo que obligó al 787, que realizaba un vuelo nacional, a aterrizar en el aeropuerto de la ciudad de Takamatsu en el oeste de Japón.

El 787, conocido como Dreamliner, es el jet más nuevo y más avanzado tecnológicamente de Boeing, y la compañía cuenta con su éxito. Desde su lanzamiento, que se produjo después de más de tres años de retrasos, el avión se ha visto afectado por una serie de problemas, incluyendo un incendio de la batería y fugas de combustible. Las japonesas ANA y Japan Airlines son clientes importantes para la aeronave y están entre las primeras aerolíneas que lo volaron.

El Ministerio de Transporte de Japón anunció que recibió avisos de ANA, que opera 17 de los jets, y Japan Airlines, que tiene siete, de que todos sus aviones 787 permanecerán en tierra. Las aerolíneas decidieron mantener sus aeronaves fuera de servicio voluntariamente.

Los primeros aviones fabricados de cualquier nuevo modelo por lo general tienen problemas y las líneas aéreas corren mayores riesgos al ser las primeras en volarlos, dijo Brendan Sobie, un analista del Centro para la Aviación CAPA, con sede en Singapur. Dado que aproximadamente la mitad de la flota de 787 está en Japón, allí están surgiendo más problemas.

El ministerio calificó el problema del miércoles como un "incidente grave" que podría haber propiciado un accidente, y envió funcionarios para realizar inspecciones al aeropuerto de Takamatsu. El aeropuerto estaba cerrado.

El avión cumplía un vuelo de Ube, en el oeste de Japón, a Tokio antes de aterrizar en Takamatsu.

La televisora NTV informó que los pasajeros debieron usar toboganes de emergencia para abandonar el avión. Un hombre de unos 60 años fue llevado al hospital por lesiones menores de cadera luego de lanzarse por los toboganes en el aeropuerto, dijo el departamento de bomberos. Los otros 128 pasajeros y ocho miembros de la tripulación del ANA estaban ilesos, de acuerdo con ANA.

Varios aviones 787 de ANA han tenido problemas en las últimas dos semanas, si bien no se han reportado lesionados.

El gobierno de Estados Unidos realiza una investigación para encontrar las causas de un incendio, un derrame de combustible y otros incidentes preocupantes con otros aviones Boeing 787, el avión más nuevo y de más avance tecnológico. El gobierno norteamericano ha asegurado a los usuarios que la aeronave es segura para volar.

Cargando...

 

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK