Aviación etíope bombardea la capital del Tigré

·1  min de lectura

La aviación de Etiopía bombardeó Mekele, la capital de la región de Tigré, este viernes según autoridades rebeldes y fuentes humanitarias, mientras el gobierno federal prometió "llevar a cabo acciones" contra objetivos militares insurgentes. Es el incidente más grave tras el alto el fuego por razones humanitarias aprobado en marzo pasado y la ruptura de facto de dicha tregua. El bombardeo habría golpeado una zona residencial y un jardín infantil. UNICEF condenó el ataque.

El bombardeo contra esta región disidente septentrional de Etiopía interviene dos días después de que se reanudaran los combates entre fuerzas gubernamentales y los rebeldes del Frente Popular de Liberación de Tigré (TPLF), poniendo fin a cinco meses de tregua de un conflicto iniciado en 2020.

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) condenó este sábado el ataque aéreo que dejó cuatro muertos la víspera en la región rebelde etíope de Tigré y afirmó que éste alcanzó a un jardín infantil, matando a varios niños. "Unicef condena enérgicamente el ataque aéreo en Mekele, la capital de la región de Tigré, Etiopía. El bombardeo alcanzó un jardín de infancia, matando a varios niños e hiriendo a otros", tuiteó la directora ejecutiva del organismo, Catherine Russell.

Es la primera confirmación de un organismo internacional de que el bombardeo alcanzó un establecimiento para niños.

Por su parte, el gobierno etíope afirmó que su fuerza aérea solo ataca objetivos "militares" acusando a los rebeldes de la región de haber realizado un montaje "colocando bolsas de cadáveres falsas en zonas civiles" para atizar la indignación.

Los periodistas no pueden acceder al norte de Etiopía, lo que hace imposible cualquier verificación independiente de estas informaciones.


Leer más sobre RFI