Aves migratorias enfrentan amenazas por pérdida de hábitat: WWF

Madrid, 9 May (Notimex).- La cerceta pardilla, el alcaudón chico y el alimoche son tres aves cuya existencia se ve amenazada por la pérdida de hábitat o el uso ilegal del veneno, además de que en los últimos años se ha registrado un declive generalizado en numerosas especies de aves migratorias, informó el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés).

“Esta situación se atribuye al impacto provocado por las actividades humanas, como la pérdida de hábitat, que está afectando a especies como la cerceta pardilla, al verse mermados en un 60 por ciento los humedales durante el siglo XX”, indicó en el marco del Día Mundial de las Aves Migratorias.

Señaló que además el alcaudón chico, una pequeña ave, también es testigo de la destrucción de su hábitat por la intensificación agraria, mientras que el veneno afecta al alimoche, especie que recorre más de tres mil kilómetros.

La población de ésta última especie cayó de forma significativa entre 1990 y 2000 y está catalogada como “vulnerable”, aunque en otros países existe una fuerte regresión de sus poblaciones, por lo que en 2015 fue catalogada por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) como especie “en peligro”.

La cerceta pardilla es una especie parcialmente migratoria, ya que parte de la población ibérica se desplaza en invierno a los humedales del Magreb, en Marruecos, mientras que el alcaudón chico realiza una de las migraciones, ya que pasa el invierno en el sur de África y cruza el Mediterráneo en un viaje de más de 10 mil kilómetros.

Por su parte, el alimoche es un pequeño buitre de color blanco que tiene un papel esencial en el ecosistema como sanitario del campo, ya que se alimenta de pequeños alimales carroñeros.

Gema Rodríguez, responsable del programa de especies de WWF España, señaló que “la conservación de las aves migratorias representa un reto complejo debido a las peculiaridades de su vida itinerante. Además de atajar las principales amenazas, se necesitan acuerdos internacionales que sustenten la protección de este grupo”.

“El desarrollo de energías renovables en España está siendo y será un gran reto para la conservación de las aves migratorias, por lo que es imprescindible que se establezca una zonificación estratégica con espacios de exclusión en las áreas de afección a estas y otras especies de aves amenazadas”, puntualizó.

El Día Mundial de las Aves Migratorias, que se conmemorá este sábado, es organizado por la Convención sobre la Conservación de las Especies Migratorias de Animales Silvestres y el Acuerdo sobre la Conservación de las Aves Acuáticas Migratorias Afroeurasiáticas, en colaboración con la organización sin fines de lucro, Environment for the Americas, con sede en Colorado, Estados Unidos.

La campaña respaldada por la Organización de Naciones Unidas (ONU), fue lanzada en Kenia en 2006, y recientemente los países acordaron que el día se celebraría a nivel mundial en dos días cumbre, el segundo sábado de mayo y octubre, como un guiño a la naturaleza cíclica de la migración.

 -Fin de nota-

NTX/AES/AEG