Avanza proyecto de eutanasia en Chile

EVA VERGARA
·3  min de lectura

SANTIAGO (AP) — La oposición de centroizquierda en Chile, con el apoyo de votos oficialistas, aprobó el jueves en la Cámara de Diputados un proyecto de ley para regular la eutanasia y el suicidio asistido para los mayores de 18 años.

El proyecto sobre “Muerte digna y cuidados paliativos” fue aprobado por 79 votos a favor, 54 en contra y cinco abstenciones. Ahora será visto por la comisión de salud de la Cámara Baja para pasar luego al Senado.

La iniciativa, presentada en enero de 2018, busca regular la asistencia médica para morir: puede ser la eutanasia, en caso de que un médico administre los medicamentos para morir, o el suicidio asistido, cuando el doctor entregue los medicamentos al paciente, quien los ingiere.

Un artículo que permitía la eutanasia o el suicidio asistido para los mayores de 14 años y menores de 18 fue rechazado porque obtuvo 74 votos a favor --necesitaba 89-- 54 en contra y 4 abstenciones.

Uno de los diputados izquierdistas que impulsó el proyecto, Vlado Mirosevic, dijo que fue aprobado porque “hay una mayoría en la calle... que cree que en la idea de que frente a la muerte, frente al sufrimiento extremo, la libertad individual debe estar sobre una ley actual que lo obliga a sufrir”.

El diputado Sergio Bobadilla, de la alianza oficialista conservadora, declaró que el proyecto “busca la solución fácil para terminar con la vida de seres humanos que sufren”.

“La izquierda está avanzando de manera persistente en una cultura de la muerte y nuestro sector, por complejos o falta de personalidad política, está silente”, se quejó.

Entre las causales que un paciente podría esgrimir para aplicar la eutanasia están que haya sido diagnosticado con una enfermedad terminal o padecer una enfermedad seria e incurable que le ocasione padecimientos físicos o psíquicos intolerables.

El solicitante debe estar consciente o, en caso de que no lo esté y su condición sea irreversible o esté privado de sus facultades mentales, debe haber dejado un documento de “voluntad anticipada”.

Durante las últimas tres décadas ningún gobierno, de centroizquierda o centroderecha, ha tenido una mayoría incontrarrestable en el Congreso, lo que no obstaculizó la aprobación de leyes de carácter valórico como la ley de divorcio en 2004, la que aprobó la unión civil entre parejas del mismo sexo en 2015 y la que desde 2017 permite el aborto en tres causales: cuando peligra la vida de la mujer, inviabilidad fetal, o un embarazo producto de violación. A la espera de aprobación siguen proyectos de matrimonio civil entre homosexuales y otro que permita la adopción a parejas del mismo sexo.

El avance del proyecto chileno coincidió con la aprobación en el Congreso de Diputados de España de una ley que regulará la eutanasia que entrará en vigor a comienzos de 2021 tras pasar por la tramitación en el Senado. Se estima que entrará en vigor a comienzos del año que entra y que convertirá a la nación europea en el sexto país del mundo en regular la muerte asistida.