Avanza el pliego de Roberto Carlés, discípulo de Eugenio Zaffaroni y cercano al Papa, para la embajada en Roma

Alan Soria Guadalupe
·2  min de lectura
La postulación del jurista, que fue candidato de Cristina Kirchner a la Corte Suprema, fue avalada por el Senado
Fuente: Archivo - Crédito: Fabián Marelli

La Comisión de Acuerdos del Senado avaló hoy el pliego de Roberto Carlés para ocupar la embajada argentina en Roma, por lo que el abogado penalista, discípulo de Eugenio Zaffaroni y militante kirchnerista quedó a un paso de ser nombrado, cuando el recinto apruebe su designación.

Carlés no es ajeno al poder. En 2015, la entonces presidenta Cristina Kirchnerlo nominó para integrar la Corte Suprema de Justicia en reemplazo de Zaffaroni. En ese momento, Carlés tenía solo 33 años y podría haberse convertido en el miembro del tribunal más joven de la historia, superando a Julio Oyhanarte, que fue designado por Arturo Frondizi cuando tenía 37 años.

Máximo Kirchner presentó un polémico proyecto que restringe el uso de las tierras afectadas por los incendios

Discípulo de Zaffaroni, el jurista tiene además un vínculo estrecho con el Papa Francisco, quien lo recibió en varias oportunidades en el Vaticano. Una de esas fue hace cinco años, poco después de que Cristina Kirchner enviara su pliego al Senado. Carlés hizo un doctorado en Italia hace casi una década y regresó casi todos los años a participar de conferencias y dictar clases.

En 2015, la postulación de Carlés y los antecedentes que presentó en su currículum generaron polémica y el pliego no logró reunir acuerdos en la Cámara alta, por lo que la expresidenta bajó su candidatura poco antes de la segunda vuelta presidencial en la que ganó Mauricio Macri.

Una de las críticas que recibió el abogado era su presunta falta de solvencia para ocupar un cargo en la Corte. En una entrevista que entonces brindó a este diario vinculó los cuestionamientos con la discriminación. "Creo que no se debe discriminar, ni mucho menos maltratar a nadie en razón de su edad, sea porque es joven o porque es anciano. Decir que porque alguien es joven no tiene conocimientos, capacidad, idoneidad o experiencia suficiente para el cargo, sin conocer ni analizar el caso, es claramente un prejuicio y es discriminatorio", dijo.

Roberto Carlés: "Nunca fui kirchnerista ni milité en Justicia Legítima"

El jurista fue el presidente del Comité de Jóvenes Penalistas de la Asociación Internacional de Derecho Penal. Integra la Asociación Internacional de Derecho Penal y la Asociación Latinoamericana de Derecho Penal y Criminología. También fue asesor legislativo en la Legislatura porteña y en el Senado de la Nación y coordinó el proyecto para la elaboración de la reforma del Código Penal.