Avance: ¿Canto o adoración a los criminales? El doble filo de los ‘narcocorridos’

·1  min de lectura

Culiacán se ha convertido en la urbe de inspiración para los cantantes de los denominados ‘narcocorridos’, una melodía que acompañada de guitarra, trompeta, tuba, acordeón, bajosexto, entre otros instrumentos musicales, fungen como “periódico musical”, es decir, cumplen con el objetivo de destacar una hazaña criminal, contar parte de la vida de un personaje mafioso e, inclusive, narrar algún enfrentamiento entre sicarios y fuerzas de seguridad mexicanas. Independent en Español conversó con Ernesto Barajas, fundador y vocalista de la agrupación Enigma Norteño, para entender la relación entre los grupos de la delincuencia organizada y los personajes del mundo del espectáculo.