Una avalancha empaña la investidura presidencial en Kenia