El aval de Áñez para presidir Bolivia "no tiene valor legal", dice magistrado

La presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, el 13 de noviembre de 2019 en el presidencial palacio Quemado en La Paz (AFP/Archivos | Aizar RALDES)

Un magistrado de Bolivia dijo que carece de "relevancia jurídica" un pronunciamiento del Tribunal Constitucional en que se basó Jeanine Áñez para asumir la presidencia tras la renuncia de Evo Morales en noviembre.

"Es un comunicado que no tiene ninguna relevancia jurídica", dijo el magistrado Petronilo Flores, miembro del Tribunal Constitucional, ante una comisión de la Cámara de Diputados, según el diario El Deber.

En medio de una violenta crisis política que desembocó en la renuncia de Morales, la entonces presidenta del Senado Añez se basó en una declaración constitucional de 2001 para ser proclamada como sucesora del dimitente del cual era opositora.

"El comunicado no avala en concreto a ningún nombre (..), no es vinculante, es una comunicación informativa a la ciudadanía frente a una situación de crisis en la que nos encontrábamos", sostuvo Flores citado por el periódico.

Bolivia se encontraba entonces en un vacío de poder durante más de 48 horas por renuncia de Morales, y de todas las autoridades que podían reemplazarlo en la línea de sucesión constitucional.

El ministro de Justicia, Álvaro Coimbra, dijo en cambio que ese comunicado dio certidumbre política al país. "La única forma que tuvo de pronunciarse de manera oficial, fue a través de un comunicado y ese comunicado estableció una línea jurídica", dijo al diario.

Según el magistrado Flores, "el comunicado no avala en concreto ningún nombre" y únicamente estaba destinado a poner fin a la crisis política ante la posibilidad de que asumiera una junta militar-civil.

El abogado Luis Vásquez, asesor del expresidente de derechas Jorge Quiroga, exaliado de Áñez, y que impulsó esa salida "ipso facto" consideró que el comunicado del tribunal "tiene una capital importancia" pues propuso una salida a la crisis política.

Áñez juró a la presidencia transitoria con el único encargo de llamar a nuevas elecciones tras la anulación de las de octubre pasado por irregularidades en favor de Morales quien está exiliado en Argentina.

En medio de una fuerte polémica, Áñez decidió después postular a la presidencia en los comicios de mayo próximo.