Autos emblemáticos de la saga "Rápido y Furioso"

·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, junio 26 (EL UNIVERSAL).- La saga de "Rápido y furioso" se ha adueñado de las carteleras por novena vez, llenando nuestras pantallas de velocidad y adrenalina como era de esperarse. Esta saga nos ha presentado una gran diversidad de maniobras con toda clase de autos, que a los fans de la velocidad y la adrenalina ha dejado sorprendidos. Las ocho entregas de Rápido y Furioso no han escatimado en lucir una gran cantidad de autos, con grandes historias detrás, desde clásicos hasta la conexión sentimental con algunos de los personajes. Por ello hoy rememoramos algunos de los autos más emblemáticos de la saga.

Dodge Charger RT 1970

Mencionar al Dodge Charger RT 1970 que conduce Dominic Toretto es inevitable, este auto tiene una conexión del personaje con su padre. El Dodge Charger RT 1970 tuvo su origen en 1969, este auto no demoró en competir, según informa el sitio de Dodge. Para el año 1974 se habían vendido 188, 600 unidades. El presentado en la saga cuenta con una toma de aire en el cofre y tiene 900 caballos de fuerza, según lo explica Dodge.

Al final de la séptima película este auto se transforma en Charger Maximus, una de sus modificaciones se encuentra en el motor, quedando equipado con uno V8 dándole una potencia de 2,250 caballos de fuerza. Capaza de ir de 0 a 100 km/h en solo 2 segundos. Fue subastado en 2019; sin embargo, aún tendrá presencia en las siguientes presentaciones de "Rápido y Furioso".

Mitsubishi Eclipse 1995

El Mitsubishi Eclipse 1995 pasa a ser emblemático de la saga ya que Brian O'Conner aparece manejándolo en la primera película, auto con el cual participa en una carrera callejera contra Toretto. El Mitsubishi Eclipse tuvo una primera generación en 1990 y una segunda en 1995, a la cual pertenece el mostrado en la saga, según el libro "The Fast and the Furious: The Official Car Guide".

Se convirtió en un referente del mundo del tuning, según describe el sitio "Periodismo del motor". Desde su origen, el Mitsubishi Eclipse presenta un motor 4G63 Turbo, podría generar unos 210 CV de potencia y podría acelerar de 0 a 100 km/h en sólo 6.6 segundos, según el sitio Motor y Racing.

Toyota Supra 1994

El Toyota Supra presentado en la saga originalmente salió a la venta siendo el Toyota más potente jamás fabricado, con un motor 2JZ-GTE, alcanzando 0 a 100 km/h en solo 5 segundos, con una potencia de hasta 330 CV. Dejó de fabricarse en 2002, pero hace algunos días el Toyota Supra de la saga "Rápido y Furioso" fue subastado por más de 500 mil dólares.

Ford GT40 1966

El Ford GT40 hace su aparición en la quinta parte de la saga, este auto tiene una historia bastante legendaria detrás. Fue creado para competir, con un motor V8 y alcanzando 320 kilómetros por hora. Ganó la competencia Le Mans cuatro ediciones consecutivas entre 1966 y 969 con los Ford GT40.

Corvette Grand Sport 1965

El Corvette Grand Sport 1963 aparece en una escena bastante icónica de la saga, específicamente en la entrega número cinco. Aparte de ello su presencia se hace emblemática ya que de este auto solo se fabricaron cinco en 1963. Su motor original es un C8 de 6,2 cilindros que producía 6,400 revoluciones por minuto; su diseño tiene un techo cortado y un alerón. El presentado en la saga es una réplica de este auto, por obvias razones.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.