Autoriza Hacienda a IMSS la compra de equipo por 594 mdp

CIUDAD DE MÉXICO, mayo 9 (EL UNIVERSAL).- En plena semana cuando autoridades sanitarias prevén el mayor número de contagios por Covid-19 en el país, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) autorizó al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) una compra de equipo médico por más de 594 millones 205 mil 760 pesos, en la que se incluyen 230 refrigeradores para cadáveres.

A fin de combatir la epidemia por el nuevo coronavirus en México, mediante el registro en cartera de inversión 2050GYR0011, la Unidad de Inversiones de la SHCP autorizó recursos federales al IMSS para que compre 4 mil 398 equipos médicos. El pasado 5 de mayo, José Antonio Olivarez Godínez, director de Administración del Seguro Social, pidió a Hacienda la aprobación para adquirir 33 ecocardiógrafos bidimensionales doopler color para Covid-19; 2 mil 800 camas-camillas radiotransparentes, también para Covid; 175 electrocardiógrafos multicanal con interpretación; 700 laringoscopios, y 460 videoscopios.

"Con el programa se beneficiará a toda la población que se contagie con el virus SARS-CoV2. Con la adquisición del equipamiento médico se incrementará la calidad, eficiencia y capacidad resolutiva de atención de casos infectados por el coronavirus. Seguridad y efectividad en la atención del paciente", cita el documento del que EL UNIVERSAL posee copia.

Los ecocardiográfos bidimensionales son un equipo que se utiliza para realizar estudios cardíacos en pacientes adultos y pediátricos. Los 33 tendrán un costo de 106 millones 632 mil 433 pesos, mientras que las 2 mil 800 camas camillas que servirán para facilitar la realización de estudios radiológicos costarán 261 millones 263 mil 264. En tanto, en los 175 electrocardiógrafos multicanal —equipo portátil de diagnóstico no invasivo para los eventos eléctricos del corazón— se invertirán 10 millones 889 mil 940 pesos, y en los 700 laringoscopios que se utilizan para la observación de la laringe e intubación endotraqueal 12 millones 427 mil 416.

El director de Administración del IMSS detalló que el costo unitario de los videoscopios flexibles que se usan para hacer endoscopias de las vías respiratorias es de 80 mil pesos, por lo que al comprar 460, se gastarán 36 millones 800 mil pesos. Finalmente, puntualizó que en los 230 refrigeradores para cadáveres, que permitirán preservarlos a una temperatura de dos a ocho grados centígrados, tendrán un costo total de 84 millones 233 mil 292 pesos.

También, a principios de esta semana, en cartera de inversión el Instituto Mexicano del Seguro Social solicitó a la Secretaría de Hacienda la autorización para adquirir al menos ocho unidades móviles para la atención de pacientes con Covid-19, así como el equipamiento que estas instalaciones requieran. El instituto además solicitó a Hacienda autorización de uso financiero por 296 millones 960 mil pesos para la adquisición de estas unidades temporales, que servirán para atender a 38 pacientes cada una.


Otros gastos

EL UNIVERSAL documentó el pasado 28 de abril que la dependencia de Salud, a cargo de Zoé Robledo Aburto, compraría seis crematorios con la finalidad de atender las necesidades derivadas de las muertes de pacientes con coronavirus. Cada horno tiene un precio unitario de un millón 724 mil 137 pesos, por lo que el desembolso total por estos equipos, que podrán funcionar con gas natural o licuado de petróleo (LP), asciende a 12 millones, y se pretendía obtenerlos lo más pronto posible, puesto que la contingencia sanitaria iniciaba la fase 3.

De esta manera, el IMSS ampliará su capacidad de incinerar cadáveres en sus 18 velatorios distribuidos en 14 entidades federativas.

También el 3 de abril, esta casa editorial publicó que el Instituto Mexicano del Seguro Social solicitó a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público autorizar el uso de 2 mil 201.7 millones de pesos de su reserva financiera para comprar 2 mil 500 ventiladores y así poder atender la pandemia; sin embargo, el contrato fue rescindido, dado que la empresa Levanting Global Servicios LLC S.A. incumplió con el plazo de entrega.