"Autoritarismo define el presente de Centroamérica": Sergio Ramírez

CIUDAD DE MÉXICO, enero 2 (EL UNIVERSAL).- Sergio Ramírez (Managua, 1942) regresa al cuento con "Ese día cayó en domingo" (Alfaguara, 2022), tras una década sin publicar un libro de relatos cortos, género en el comenzó su trayectoria en la literatura. Con este nuevo libro también regresa a Nicaragua, su patria, de la salió exiliado en septiembre de 2021 arrojado por la dictadura de Daniel Ortega. La escritura ha salvado al Premio Cervantes de Literatura 2017, pues aunque asegura que está preparado para lo peor, que es "morir en el exilio", dice que en la distancia ha construido un nuevo universo para su literatura en el que sigue escribiendo.

En entrevista, durante su visita a la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, Ramírez habló de las desgracias de América Latina y de la celebración número 10 de Centroamérica Cuenta, un gran proyecto que permite mostrar el rostro cultural, que es de lo mejor que tiene la región.

¿Es su retorno al cuento?

Siempre me empeño en volver al cuento para probarme a mí mismo que sigo dominando las reglas difíciles que se necesitan para escribirlo.

¿Sus cuentos son duros porque está su realidad y su memoria?

Creo que si hubiera nacido en otra latitud del mundo y tuviera una realidad que fuera tranquila, sin sobresaltos, quizás me hubiera dedicado a la literatura fantástica, pero aquí la realidad te reclama, aquí la realidad te ofrece muchísimos temas diariamente, entonces no se trata nada más que de individualizar las historias y saber ponerlas en el contexto adecuado.

¿Nuestras desgracias son demasiadas y son literarias?

Desgraciadamente vivimos aquí y en estas circunstancias, son materiales que se ofrecen a la literatura. Como ciudadano mi aspiración es que fuera distinto, aunque me quedaría sin trabajo como escritor. Sí, las desgracias nos dan mucho combustible para la literatura, pero hay que saber transformarlas.

Dice que morirá en el exilio.

Tomo esa posibilidad como real, no me niego a verla. Ojalá yo volviera a Nicaragua, ojalá volviera a poner pie en mi país... Yo voy a escribir dentro o fuera de Nicaragua. Me pesa no escribir desde Nicaragua, me pesa la ausencia del país, sé lo que pierdo no viviendo en mi país, sé lo que gano también. Uno gana distancia, sentido de la nostalgia del país perdido, del país al que no puede acceder.

¿Usted ve futuro para Centroamérica?

Hay aguas muy revueltas ahora, yo creo que Centroamérica está en la peor época que podemos imaginar, con gobiernos autoritarios, corruptos, de distintos signos ideológicos, pero que terminan identificándose bajo el signo de la represión y de la violación de los derechos humanos, pero eso no quiere decir que debemos perder las esperanzas. Yo creo que América Latina va a encontrar su camino. Este es un asunto de prueba y error.