Alianza en Ecuador promueve los DD.HH. y rechaza el discurso machista de los candidatos

Agencia EFE
·3  min de lectura

Quito, 3 feb (EFE).- Defensores y activistas de las libertades civiles de Ecuador exigieron este miércoles a los candidatos presidenciales que promuevan diez principios básicos para el pleno ejercicio de los derechos humanos, y que, además, eliminen de sus discursos los contenidos machistas y discriminatorios.

La Alianza por los Derechos Humanos de Ecuador, que congrega a los 18 grupos de defensores más importantes del país, expresó en una rueda de prensa su preocupación por algunas propuestas electorales surgidas en la actual campaña electoral y que, a su juicio, ponen en peligro la vigencia de las libertades.

Mencionaron propuestas como la instauración de la cadena perpetua, la pena de muerte, el libre porte de armas, los "jueces sin rostro", eliminar la alimentación a la población carcelaria o someter a referéndum ciertos derechos de las mujeres.

Viviana Idrovo, coordinadora de la Alianza, calificó como "discursos oportunistas" varias de las ofertas de candidatos y que, según ella, parten de un desconocimiento de los postulantes sobre sus obligaciones relativas a los derechos humanos y de la naturaleza.

"Rechazamos esos discursos misóginos, machistas y discriminatorios que hemos escuchado en esta campaña electoral y estaremos vigilantes de que las acciones del Estado se adecúen a respetar, proteger y garantizar derechos", manifestó Idrovo.

Además, los activistas indicaron que gracias a un trabajo conjunto de la comunidad de defensores de derechos, se ha establecido un decálogo para mantener la plena vigencia de los derechos humanos en el país.

La defensa del derecho a la salud, la educación, el trabajo digno y remunerado, a un ambiente sano, a la protección de la naturaleza y de las nacionalidades indígenas se incluyen en el decálogo, apuntó la coalición.

"Nos pronunciamos contra la violencia basada en género, la corrupción, la falta de independencia de los poderes del Estado, las prácticas en el ejercicio de poder que atentan a la libre expresión y más", añadió Idrovo.

Ivonne Ramos, representante del grupo Acción Ecológica, que forma parte de la Alianza, puso énfasis en la situación de los derechos de la naturaleza y denunció el deterioro ambiental que han generado las industrias extractivistas, petróleo y minería, en una amplia zona de la Amazonía ecuatoriana, de una gran concentración de biodiversidad.

En esa región ha sido afectada la naturaleza y la población, "en casos como la salubridad, enfermedades sin resolver, persecución a activistas ambientales y la afectación de comunidades indígenas que habitan" en la zona, añadió Ramos.

Denunció la fuerte presión ambiental que existe en la zona del Parque Nacional Yasuní, una zona protegida donde habitan pueblos indígenas en aislamiento voluntario, pero que está agobiada por lo que denominó "el boom minero y las operaciones petroleras".

La Alianza también pidió a los candidatos incluir en sus programas una política sobre transparencia, para que el Estado facilite el libre acceso a la información y a datos veraces, pues denunció el tamiz en la comunicación sobre los efectos adversos de las actividades industriales en el ambiente.

Asimismo, remarcó su preocupación por el impacto económico y social que ha dejado la pandemia del coronavirus, lo que ha generado un aumento de la pobreza, el desempleo y la falta de oportunidades.

La Alianza también exigió a los candidatos que se pronuncien sobre una iniciativa que busca fortalecer el acompañamiento a las víctimas de abusos y violencia, y que buscan una acción eficaz de la justicia.

Unos 13 millones de ecuatorianos están facultados para votar en las elecciones generales del próximo domingo, para designar al futuro presidente del país, a los 137 integrantes de la Asamblea Nacional (Legislativo) y a cinco representantes al Parlamento Andino.

(c) Agencia EFE