Autoridades de seguridad testifican ante Congreso

WASHINGTON (AP) — Las máximas autoridades de seguridad nacional acudieron el jueves entre resquemores al Capitolio a causa de las secuelas del escándalo sexual de David Petraeus, en tanto que el secretario de Defensa, Leon Panetta, solicitó al Estado Mayor Conjunto que revise la capacitación ética de los mandos militares.

Panetta dijo que desconoce si algún otro militar de alto rango podría quedar implicado en esta debacle.

Una persona aún no aparecía en escena: el jefe de la guerra en Afganistán, general John Allen, cuyo nombramiento como comandante supremo aliado en Europa ha quedado en suspenso tras la aparición de correos electrónicos sugestivos en las investigaciones.

Los legisladores prosiguieron con la audiencia sobre el nombramiento del general Joseph Dunford como sustituto de Allen en Afganistán. Sin embargo, ante el futuro incierto del propio Allen, aplazaron la consideración del ascenso de éste a jefe del Comando de Estados Unidos en Europa y comandante aliado supremo de la OTAN. Inicialmente Allen tenía previsto rendir testimonio.

En Bangkok, en conferencia de prensa, Panetta dio una vez más su apoyo a Allen; manifestó su "enorme confianza" en el general.

Tras citar una cadena de faltas éticas en que incurrieron mandos militares de alto rango, Panetta solicitó al Estado Mayor Conjunto que revise la capacitación ética y examine métodos que ayuden a los oficiales a no meterse en problemas.

Al dar inicio a la audiencia sobre Dunford, el senador John McCain dedicó palabras amables a Allen: "Mantengo mi creencia de que el general Allen es uno de nuestros mejores líderes militares; y mantengo mi confianza en su capacidad para dirigir la guerra en Afganistán".

Por su parte, las principales autoridades del gobierno se reunieron en privado con legisladores por tercera jornada consecutiva para explicar la manera como fue conducida la investigación sobre Petraeus y examinar las implicaciones de los hechos en la seguridad nacional.

Entre los que comparecieron ante la Comisión de Inteligencia de la Cámara de Representantes estuvieron el director de Inteligencia Nacional, James Clapper, y el director interino de la CIA, Michael Morell.

El representante Dutch Ruppersberger, el demócrata más importante en la comisión, dijo al término de la audiencia que estaba satisfecho del proceder del FBI porque éste se abstuvo de avisar de inmediato de la investigación a la Casa Blanca y los legisladores, de acuerdo a las reglas establecidas tras el escándalo del Watergate para impedir la intromisión externa en una investigación penal.

Sin embargo, el demócrata Adam Schiff, integrante de la comisión, dijo que los legisladores continuarán haciendo preguntas porque "hay mucha información que necesitamos... en relación con los hechos sobre las acusaciones contra el general Petraeus".

Petraeus, general retirado y galardonado, renunció el viernes a la jefatura de la CIA luego de reconocer una relación extramarital con su biógrafa, Paula Broadwell.

El FBI comenzó a investigar el idilio desde el tercer trimestre pero no lo comunicó a la Casa Blanca ni al Congreso sino hasta después de los comicios del 6 de noviembre.

La CIA comenzó el jueves una investigación "exploratoria" sobre la conducta de Petraeus.

___

Burns informó desde Bangkok. Los periodistas de The Associated Press Kimberly Dozier, Adam Goldman, Lolita C. Baldor y Donna Cassata contribuyeron a este despacho.

___

Robert Burns está en Twitter como https://www.twitter.com/robertburnsAP

Nancy Benac está en Twitter como https://www.twitter.com/nbenac

Cargando...