Las autoridades sanitarias autorizan la venta de píldoras para abortar en las farmacias de EE.UU.

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) permitirá la venta de este tipo de producto, siempre con receta, en farmacias físicas y en línea. La medida facilitará el acceso al aborto farmacológico.