Las autoridades neerlandesas detienen a un presunto jefe de seguridad sirio del Estado Islámico

LA HAYA, 17 ene (Reuters) - La fiscalía nacional neerlandesa anunció este martes la detención de un refugiado sirio de 37 años acusado de cometer crímenes de guerra como agente de seguridad del Estado Islámico.

Los fiscales dijeron en un comunicado que el hombre solicitó asilo en Países Bajos en 2019. Un equipo especial de la policía neerlandesa para crímenes de guerra recibió información de que el sospechoso, que no ha sido identificado, tuvo un papel destacado en el servicio de seguridad del Estado Islámico entre 2015 y 2018. Anteriormente tuvo el mismo papel en el Frente Al-Nusra, antigua rama de Al Qaeda en Siria, indicaron.

Según las autoridades neerlandesas, trabajó en Yarmouk y sus alrededores, en los suburbios del sur de Damasco, donde se encuentra un gran campo de refugiados palestinos.

El sospechoso comparecerá ante un juez de La Haya el viernes.

Según la legislación neerlandesa, el genocidio, los crímenes de guerra y los crímenes contra la humanidad cometidos en suelo extranjero pueden ser enjuiciados en virtud de la jurisdicción universal si el sospechoso reside en Países Bajos.

(Información de Stephanie van den Berg; editado en español por Benjamín Mejías Valencia)