Autoridades de Georgia investigan a grupos que fomentan el "voto ilegal”

Agencia EFE
·3  min de lectura

Atlanta (GA), 30 nov (EFE News).- Autoridades en Georgia anunciaron este lunes que investigan a organizaciones que fomentan la participación electoral por presuntamente enviar a residentes de otros estados solicitudes de registro para votar en los cruciales comicios para el Senado federal que se celebrarán en enero.

En una rueda de prensa, el secretario de Estado de Georgia, el republicano Brad Raffensperger, advirtió que estos grupos tienen “la responsabilidad de no fomentar el voto ilegal”, y si lo hacen “serán responsables”.

Las organizaciones identificadas son America Votes, Vote Forward, Operation New Voter Registration Georgia y New Georgia Project, esta última fundada y dirigida por Stacey Abrams, la excandidata demócrata a gobernadora que perdió las elecciones de hace dos años frente al actual mandatario estatal Brian Kemp.

La labor de Abrams al frente de la agrupación ha sido aplaudida por los demócratas, que le atribuyen el triunfo del presidente electo Joe Biden en el estado -que primera vez en casi 30 votó por un candidato de ese partido a la Presidencia- al haber movilizado a miles de electores de minorías.

De acuerdo con las autoridades estatales, el grupo de Abrams envió solicitudes para registrarse a votar en Georgia a residentes de Nueva York, mientras que Vote Forward intentó inscribir a una mujer ya fallecida en Alabama.

America Votes, por su parte, envió a residentes de Georgia solicitudes para votar de manera anticipada “a direcciones donde no habían vivido desde 1994”, afirmó el secretario de Estado, que también nombró a Operation New Voter Registration Georgia por presuntamente instar a estudiantes universitarios a que cambiaran su lugar residencia para poder sufragar en los comicios de enero.

“Permítanme ser muy claro nuevamente: votar en Georgia cuando no se es residente de Georgia es un delito grave”, advirtió Raffensperger.

Las elecciones de segunda ronda para elegir a los dos senadores federales por Georgia se celebrarán el 5 de enero luego de que ninguno de los candidatos obtuviera más del 50 % de los votos en los comicios de noviembre -tal como establece la ley estatal-, y son cruciales debido a que definirán el control de la Cámara Alta de Estados Unidos.

Los senadores republicanos David Perdue y Kelly Loeffler se enfrentan a los demócratas Jon Ossoff y Raphael Warnock, respectivamente.

La victoria de Biden en Georgia, un estado gobernado por el republicano Kemp, hasta ahora un aliado del presidente Donald Trump, sigue siendo cuestionada por el mandatario, que considera que el gobernador “no ha hecho absolutamente nada” sobre los alegatos de fraude que ha denunciado, en los que no ha presentado pruebas.

Trump incluso dijo el domingo al Canal Fox News que estaba "avergonzado" de haber respaldado a Kemp durante su campaña a la gobernación contra Abrams.

Este lunes, la oficina del gobernador respondió a las declaraciones del presidente al señalar que la ley de Georgia le prohíbe a Kemp “interferir con las elecciones”, las que supervisa el secretario de Estado, también republicano, quien ha rechazado las acusaciones de Trump tras llevar a cabo una auditoría y un recuento manual de los cinco millones de votos depositados en las elecciones de noviembre.

(c) Agencia EFE