Las autoridades de la Fed coinciden en una pausa de los tipos; difieren sobre la preocupación ante riesgos financieros

Por Howard Schneider y Jonnelle Marte
Foto de archivo del presidente de la Reserva Federal de Atlanta, Raphael Bostic, hablando en un evento en Dublín

Por Howard Schneider y Jonnelle Marte

13 ene (Reuters) - Autoridades de la Reserva Federal pueden estar de acuerdo en que es probable que los tipos de interés no se muevan pronto, pero el lunes mostraron posturas encontradas sobre cuán preocupados están sobre los riesgos financieros para evaluar el momento en que será necesario un alza del costo del crédito.

El presidente de la Fed de Atlanta, Raphael Bostic, dijo que para él hay una "vara alta" para cualquier incremento de los tipos hasta que la inflación se mueva de manera convincente hacia el objetivo del 2%, y esa evidencia de endeudamiento excesivo o inestabilidad financiera en la economía tendría que ser "sistémica" para pensar diferente.

"Va a haber una vara muy alta para nosotros para hacer una política monetaria más restrictiva", sostuvo Bostic. "Vamos a dejar que la economía se caliente lo suficiente para hacer que se mueva la inflación y nos lleve a un lugar donde estemos cómodos de que el nivel no es una amenaza para las expectativas".

Las expectativas entre empresas y hogares de que la inflación descenderá son consideradas como un precursor de precios débiles y lento crecimiento del tipo que ha acosado en Japón.

Tras casi ocho años en los que el ritmo de los incrementos de precios han estado por debajo de la meta del 2%, funcionarios de la Fed dicen que toman seriamente el riesgo de que podrían perder la confianza del público.

Sin embargo, el jefe de la Fed de Boston, Eric Rosengren, argumentó el lunes que el banco central necesita estar alerta tanto a la sorpresa de la inflación como a la posibilidad de que los continuos bajos costos del crédito pudieran inflar demasiado los valores de los activos, particularmente en bienes raíces, y preparar el escenario para un colapso.

El año pasado, Rosengren estuvo en contra de las tres bajas de tipos de interés. El lunes, apuntó que incluso si la inflación se ve débil, la Fed tiene poca experiencia analizando la economía cuando el desempleo y los tipos de interés son anormalmente bajos.

"Los banqueros centrales no tienen mucha experiencia histórica con períodos extendidos donde las tasas de interés marchan por debajo del nivel estimado de equilibrio mientras, simultáneamente, las tasas de desempleo son históricamente bajas", aseguró Rosengren. "Así que queremos estar alertas ante cualquier riesgo posible que surja".

Ni Rosengren ni Bostic tienen derecho a voto este año en el panel que fija la política monetaria.

Decidir cómo analizar los riesgos financieros y cuánto peso darle será un punto clave en el debate en los próximos meses en el banco central.

Tras reducir las tasas de interés tres veces el año pasado, las autoridades de la Fed dijeron que es poco probable que suban o bajen el costo del crédito de nuevo, a menos que haya un cambio significativo en la dirección de la economía.

Aunque ese es el consenso, hay quienes como Rosengren argumentan que tasas más altas podrían ser apropiadas para evitar un resultado peor en el futuro al evitar préstamos riesgosos.


(Información de Howard Schneider en Atlanta y Jonnelle Marte en Hartford, Connecticut, Editado en Español por Manuel Farías)