Polémica en Panamá por vacunación de diputados contra la covid

·2  min de lectura

Ciudad de Panamá, 21 may (EFE).- La vacunación de diputados de la Asamblea Nacional de Panamá (AN), no prevista en el cronograma de inmunización y no autorizada por el Ministerio de Salud (Minsa), generó este viernes polémica y críticas hacia el Legislativo.

La controversia se ha generado porque los diputados no entran en la segunda fase (de cuatro) del esquema de vacunación actualmente en curso, que incluye a los adultos mayores de 60 años y pacientes con enfermedades crónicas.

El Parlamento aseguró en sus redes sociales que el Ministerio de Salud destinó "500 dosis de vacuna para el personal esencial que labora en pandemia, tal y como ha sido realizado en los otros dos Órganos del Estado (Ejecutivo y Judicial)".

Inclusive, la diputada del gobernante Partido Revolucionario Democrático (PRD), Kayra Harding, subió a su cuenta de Instagram una foto suya recibiendo la inoculación.

Sin embargo, abordado por los periodistas, el ministro de Salud, Luis Francisco Sucre, negó que la entidad a su cargo haya dado el aval para la aplicación de vacunas contra la covid-19 en la AN.

"Nosotros no hemos autorizado vacunas para la Asamblea, sin embargo vamos a investigar realmente (...) y verificar dónde, cómo y cuándo se tomó la decisión", afirmó Sucre, y aclaró que "se ha ido vacunando, según el esquema de vacunación, a los mayores de 60 años".

Los periodistas no pudieron darle cobertura a esta jornada de vacunación en la AN, donde no se les permitió la entrada a la sede legislativa por supuestas razones de seguridad, según les indicó el diputado del PRD Víctor Castillo.

"Si ustedes quieren buscar algún tipo de morbo, busquen en otro lado que aquí no está, aquí lo importante es que se está buscando la vacunación de los trabajadores de la Asamblea Nacional en general", manifestó Castillo.

El hecho fue criticado duramente por el diputado independiente Gabriel Silva, al señalar en su cuenta de Twitter que la AN debe "dar el ejemplo. ¿Si los gobernantes se saltan el proceso qué pensará/hará el resto de la ciudadanía?".

Silva también calificó como "nefasto" que no se le haya dado acceso a los medios porque supuestamente estaban "'fumigando'".

Los grupos prioritarios para recibir la inoculación son los trabajadores de la salud, los pacientes con enfermedades crónicas, las personas mayores de 60 años y la fuerza pública.

Desde el 20 de enero pasado hasta la fecha en Panamá se han administrado 882.282 dosis de la vacuna contra la covid, la gran mayoría de Pfizer, y el resto de AstraZeneca.

Panamá ha recibido hasta ahora 1.126.990 vacunas, de las que 1.016.590 son de Pfizer, que empezaron a llegar el 20 de enero, luego de recibir este miércoles su decimoquinta remesa, la más grande hasta el momento, de 108.810 porciones del fármaco.

(c) Agencia EFE