Carolina Sandoval y la belleza que rompe estereotipos: "logré salir del clóset de mis complejos"

No es cuestión de moda, ni de una ola temporal de sinceridad. El amor propio y la autoaceptación siguen tomando espacio ante la avalancha de cuerpos perfectos y belleza inmaculada que derrocha la publicidad, la moda, las redes sociales y el mundo del espectáculo en general. 

Afortunadamente, cada vez se hacen más frecuentes iniciativas y movimientos, como body positive, por ejemplo, que resaltan nuestras diferencias como signos poderosos y cada vez son más las celebridades que alzan su voz para hacer entender que la belleza tiene mil formas y que cada quien, con sus propias características, es especial. No se trata solamente de una cuestión de respeto, sino de sinceridad, de poder ser transparente y vivir cómodos en la propia piel.

La presentadora de televisión Carolina Sandoval se ha hecho un lugar entre las hispanas más inspiradoras en este sentido. A diario la vemos en sus redes sociales acicalándose la autoestima, poniéndose fajas, cambiándose pelucas, bailando feliz en traje de baño y si hay celulitis a la vista o no, no le importa, al contrario, se muestra plena y a gusto con lo que es y así, inspira a miles de mujeres que le dejan comentarios agradeciéndole esa actitud porque las anima a disfrutarse a plenitud.

 “Me gusta tu personalidad”. “Bella y auténtica siempre”. “Te admiro porque tienes gran autoestima”. “Eres única y espontánea”… Son algunos de los comentarios que le escriben a Carolina Sandoval desde toda Latinoamérica en las publicaciones que comparte en su cuenta de Instagram. Para ella no hay límites y es que está convencida de que la autenticidad es un rasgo de belleza y un símbolo de amor propio. 

Flores versus piedras

“Creo que la belleza física pasó a un segundo plano, la gente se ha dado cuenta de que lo que ven con los ojos es forma, pero lo que importa es el fondo. Mi papá siempre me decía que comparara las flores con las piedras. Él decía que la belleza de las piedras era superior a la de las flores que sí, eran muy bonitas, pero no perduraban en el tiempo y eran efímeras. En cambio las piedras resisten el paso del tiempo y su belleza no radica en su forma, sino en lo que representan, y creo que eso ha sido mi norte desde hace mucho tiempo, una vez que logré entenderlo y asimilarlo yo misma y pude transmitirlo a los demás”.

(Photo by Gabe Ginsberg/WireImage)

Sandoval asegura que es un proceso muy personal aceptarse y romper los parámetros de belleza convencionales.

“Como toda venezolana crecí pensando en la belleza de las misses, entonces si crecías y no tenías los ojos de Maite Delgado o la estatura de Viviana Gibelli o no te veías como Catherine Fullop en ese comercial de jeans, no te sentías bella. Pero luego logré salir del clóset de mis complejos y logré amarme tal y como Dios me hizo. Creo que allí realmente reflejé mi verdadera belleza”.

El clóset de los complejos

Esa soltura que podemos ver en las redes de Carolina no siempre existió, las inseguridades de la adolescencia estaban bien arraigadas al punto de casi querer ser otra persona. Ese era el clóset de los complejos.

“Yo quería tener el cabello liso de mi prima Claudia, la estatura de mi mamá, los ojos de mi papá, pero mi mayor inseguridad era el cabello, porque mi cabello es muy grueso. Es lo que llaman en Venezuela ‘pelo malo’, aunque el mío ha resultado muy fiel porque le he puesto tinte, tratamientos alisadores, keratina... Era un sufrimiento porque vivía para mantenerlo liso. Por ejemplo, mi lugar favorito es el mar, pero cuando iba a la playa no me gustaba mojarme para que no se me enrollara y me llevaba muchos frascos de crema para peinar. Cuando aprendí a amar cada pedacito de mí me sentí hasta agradecida del cabello maravilloso que tengo”.

Es una cuestión de actitud

Como toda celebridad, Sandoval tiene detractores que la critican por ser demasiado espontánea, por ser muy directa, por usar postizos o incluso por mostrar demasiado, pero para ella las opiniones de los demás es la interpretación y reflejo de sus propias vivencias. “Yo procuro compartir lo que realmente me provoca, un día quiero producirme e imitar un look de Cardi B o usar la peluca más fastuosa; y otro día quiero mostrarme limpiando mi casa y creo que eso ha sido el gancho. Tengo que admitir que el público se identifica con esa autenticidad aunque a veces sea complicada”.

Pero aunque habla de autenticidad, Sandoval no escatima en el uso de productos y accesorios como uñas postizas, pestañas, pelucas, pero ella considera que el uso de esos artículos tiene un trasfondo mucho más interesante que el simple gusto por lo plástico y artificial.

(Photo by Leon Bennett/WireImage)

Se trata de demostrar que absolutamente todas las mujeres podemos vernos espectaculares por fuera si usamos este tipo de cosas: las pestañas postizas las usa Jennifer López; Beyoncé se cambia el pelo cada vez que quiere; puedo mencionar a miles de famosas, pero la verdad es que ellas van al baño como cualquier otra mujer, son seres humanos comunes que también siguieron estereotipos”. 

El hacerse consciente de que las luminarias tienen virtudes y defectos, la convencieron de que no hay que seguir ese parámetro impuesto en la infancia, sino que la belleza implica muchas otras cosas: que seas una persona bondadosa y amable, que te guste leer; que ayudes a otros y compartas aunque tengas poco. “Aunque parezca un cliché, es la verdad. Eso es lo que realmente hace que alguien sea bello, transmita esa energía que es más poderosa que el aspecto físico”. 

Es inevitable indagar sobre qué fue determinante para dar ese paso hacia la aceptación y Sandoval responde con un consejo. “No hay que dejarse influenciar por los comentarios de los demás. Cada momento de la vida tiene sus acentos, sus subidas y bajadas, pero en realidad todo fluye y todo pasa. La vida es mucho más que estar de moda, la vida es tratar de dejar huella y perdurar”.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

El truco de Kim Kardashian para aplicar protector solar sobre el maquillaje: ¿un error garrafal?

Los mitos sobre el cuidado del cabello largo: no siempre lo "natural" es lo más saludable

El look “coqueto” de la moda latinoamericana es el estilo que quieren las celebridades de hoy

Nuestro objetivo es crear una comunidad segura y respetuosa de cada uno de sus miembros. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad y mientras estamos trabajando en ello, hemos suspendido temporalmente los comentarios en artículos. Gracias por tu comprensión.