Autodefensas, la trampa de la que AMLO no sabe cómo sacar a México

Foto AP/Eduardo Verdugo

Cuando Andrés Manuel López Obrador era candidato a la presidencia manifestaba sus ideas para obtener el voto ciudadano. Su propuesta de alcanzar la paz mediante el otorgamiento de una amnistía o perdón creó controversia y polémica entre sus adversarios y diversos grupos sociales, que la calificaron como errática, insuficiente y mal pensada para negociar.

El candidato López Obrador decía que cuando fuera presidente haría “todo lo que se pueda para que logremos la paz en el país, que no haya violencia. Si es necesario, vamos a convocar a un diálogo para que se otorgue amnistía siempre y cuando se cuente con el apoyo de las víctimas, los familiares de las víctimas; no descartamos el perdón”. (Expansión, 6 de diciembre de 2017)

En días recientes la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, informó que el gobierno federal está dialogando en zonas de Guerrero, Tamaulipas y Michoacán con grupos de autodefensa para que depongan las armas y así lograr que disminuya la violencia en el país.

“Estos grupos, al final del día, se han estado combatiendo unos a otros y han estado cometiéndose los homicidios de un grupo contra los otros y ya no quieren más muerte; quieren avanzar hacia la paz “. (La Jornada, 20 de agosto de 2019)

Las declaraciones de la secretaria Sánchez Cordero fueron interpretadas por algunos como acciones de negociación del gobierno federal con la delincuencia organizada. (El Sol de México, 20 de agosto de 2019)

LEER | El agarrón entre Monreal y Batres por el control del poderoso partido del AMLO

En su conferencia de prensa matutina, el presidente López Obrador comentó que su gobierno no sostiene diálogos con grupos de la delincuencia organizada y reiteró su rechazo a la formación de grupos de autodefensa, como lo que “hicieron en los gobiernos pasados, consideramos que fue indebido, porque la seguridad pública la tiene que garantizar el Estado. No podemos nosotros promover la creación de grupos para atender temas de seguridad.” (La Jornada, 22 de agosto de 2019)

Con esta circunstancia de por medio Ricardo Peralta, subsecretario de Gobierno, de la Secretaria de Gobernación, visitó La Huacana, Michoacán, para iniciar la construcción de instalaciones de una empresa manufacturera, como parte del plan de desarrollo para la región.

Al respecto, el gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles, opinó que esa estrategia federal es unilateral puesto que no le avisaron sobre la visita del subsecretario Peralta. Criticó la estrategia de seguridad del gobierno federal por decidir reunirse con grupos de autodefensas con el objetivo de pacificar al estado de Michoacán.

Considera el gobernador Silvano Aureoles que en Michoacán “no hay autodefensas, sólo hay una corporación policiaca en el estado. En Michoacán no hay autodefensas, hay líderes que se dicen llamar autodefensas pero son líderes de criminales.”

El gobernador Aureoles se dijo molesto por lo declarado por la secretaria Sánchez Cordero de estar en dialogo con grupos de autodefensas, a los que él considera criminales.

“Me da mucho coraje que se reúnan con los que ultrajaron a los soldados en La Huacana. Premiarán a delincuentes, hoy viene el licenciado Ricardo Peralta a darle dinero a los delincuentes. Yo difiero de esas estrategias de seguridad porque nada más empoderan a los que ultrajaron a los soldados, lo que deben hacer es detenerlos, no llevarles dinero y apapacharlos, que pena”. (El Sol de México, 21 de agosto de 2019)

LEER | Las inéditas protestas feministas que sorprendieron y exhibieron a la 4T de México

El presidente López Obrador descalificó la visita a Michoacán que realizó el subsecretario Ricardo Peralta y rechazó las reuniones de funcionarios de su gobierno con los grupos de autodefensa. Informó que se le ha pedido a Peralta que se ajuste a lo que establecen la Constitución y las leyes.

Recordó López Obrador que “el Estado debe garantizar la seguridad, no puede haber grupos ilegales haciendo funciones de seguridad pública, eso no debe permitirse porque demuestra una incapacidad del Estado para atender la demanda de seguridad”. (Notimex, 22 de agosto de 2019)

Las declaraciones de la secretaria Olga Sánchez Cordero, las acciones del subsecretario Peralta y los reproches del Gobernador Silvano Aureoles dejaron al descubierto dos posiciones antagónicas de enfrentar el problema de la inseguridad en Michoacán y otras entidades, una de tolerancia y cooptación por la vía del dinero y el subsidio para infraestructura para los autodefensas, del gobierno federal, y la otra del gobierno estatal, de mantener el criterio de que los autodefensas son delincuentes que roban, extorsionan y secuestran.

La posición del presidente López Obrador solo podía ser la de negar lo hecho por la secretaria de Gobernación, es como si al mago le hubieran adivinado el truco.

Y todo empezó por la incontinencia verbal de los colaboradores de Ya Sabes Quien que todavía no saben que en Boca cerrada no entran moscas.