Julián Domínguez: “Nuestra dirigencia no entiende el campo”

·4  min de lectura
María Beatriz "Pilu" Giraudo, coordinadora del panel en Experiencia IDEA Agroindustria; Gustavo Idígoras, presidente de Ciara-CEC, y el exministro de Agricultura Julián Domínguez
María Beatriz "Pilu" Giraudo, coordinadora del panel en Experiencia IDEA Agroindustria; Gustavo Idígoras, presidente de Ciara-CEC, y el exministro de Agricultura Julián Domínguez

“El problema que tenemos es que nuestra dirigencia no entiende el campo argentino”, remarcó Julián Domínguez, en la edición 2021 de Experiencia IDEA Agroindustria, evento de Rosario para la Región Centro que se hizo en agosto pasado. Tras conocerse que este hombre, que fue ministro de Agricultura, vuelve a ese cargo, sus palabras vuelven a tomar relevancia en este contexto.

Domínguez participó del panel “Una hoja de ruta para el sector agroindustrial” en el que también estuvieron Gustavo Idígoras, coordinador general técnico del Consejo Agroindustrial Argentino (CAA), e Ivo Sarjanovic, consultor y profesor universitario, que participó de manera virtual.

El campo anticipa una “situación conflictiva” si el Gobierno sigue con el cepo a la carne

Domínguez marcó como punto de partida de la desvinculación del campo y la política la reforma constitucional de 1994, en donde aseguró: “Se terminó de desarraigar la política del territorio. Mi partido, sin beneficio de inventario tiene desarraigo de la representación del campo”.

Domínguez destacó que, a diferencia de lo que había ocurrido con la primera Constitución, “pensada en función del campo, como un actor de crecimiento del país”, las instituciones que se pensaron en la última reforma fueron “para resolver el problema de las élites políticas partidarias, pero no para resolver el crecimiento del país”.

Es por ello que remarcó que la Argentina debería cambiar su mirada sobre el sector agroindustrial. “Cuando pensamos en el campo tenemos que pensar en cómo cuidamos la gallina de los huevos de oro, que es la tierra, ante una exigencia externa cada vez mayor como es la calidad de nuestros alimentos”, dijo.

Señaló que de la mano del campo la Argentina aún tiene oportunidades porque, a pesar de que “hay un problema social grave, hay un sector que supo hacer las cosas y le fue bien”.

Destacó el trabajo del sector agroindustrial que “ha sido metodológicamente riguroso en su proceso de entender los cambios del mundo. Tenemos una dirigencia que entiende lo que pasa en el mundo y puede liderar un proceso de crecimiento y desarrollo”.

En ese sentido, Domínguez remarcó: “El Consejo Agroindustrial va a ser un instrumento que nos va a permitir interactuar con otros sectores de la política en la comprensión de la realidad de lo que es el campo argentino.”

Asimismo, cuestionó: “El problema que tenemos es que nuestra dirigencia no entiende el campo argentino. La mayoría de los funcionarios son funcionarios de la Capital Federal. No somos un país federal”.

Basterra sobre el cepo a la carne: “Lo nuestro no es una obsesión de cerrar mercados”

Y agregó: “La reforma del año 94, cuando estableció el voto directo del presidente y le sacó a las provincias la posibilidad de integrarse en los colegios electorales, rompió el federalismo, entonces falta una visión federal que puede integrar las capacidades del campo”.

“No puede haber un proyecto político que no incorpore al campo como actor. El futuro de la Argentina va a seguir estando siempre vinculado al sector agroalimentario y agrotecnológico”, afirmó.

“El mundo reconoce las capacidades argentinas; cuando un ministro de Agricultura sale de la Argentina en el mundo es tratado de una manera absolutamente diferente a lo que es tratado en la Argentina. Significa esto que el mundo valora lo que Argentina produce”, indicó.

 “La pandemia cambió mucho la forma de mirar el mundo, lo que pensábamos que vendíamos en 2019 para el 2022 va a ser diferente y así sucesivamente en los próximos años”, dijo el presidente de la Cámara de la Industria Aceitera y del Centro de Exportadores de Cereales (Ciara-CEC), Gustavo Idígoras
“La pandemia cambió mucho la forma de mirar el mundo, lo que pensábamos que vendíamos en 2019 para el 2022 va a ser diferente y así sucesivamente en los próximos años”, dijo el presidente de la Cámara de la Industria Aceitera y del Centro de Exportadores de Cereales (Ciara-CEC), Gustavo Idígoras


“La pandemia cambió mucho la forma de mirar el mundo, lo que pensábamos que vendíamos en 2019 para el 2022 va a ser diferente y así sucesivamente en los próximos años”, dijo el presidente de la Cámara de la Industria Aceitera y del Centro de Exportadores de Cereales (Ciara-CEC), Gustavo Idígoras

En tanto, el presidente de la Cámara de la Industria Aceitera y el Centro de Exportadores de Cereales (Ciara-CEC), Gustavo Idígoras, destacó que, a pesar de que hay más demanda de alimentos a nivel mundial, “la pandemia cambió mucho la forma de mirar el mundo, lo que pensábamos que vendíamos en 2019 para el 2022 va a ser diferente y así sucesivamente en los próximos años”.

En ese sentido, explicó que el mundo pide alimentos sustentables y compromiso con el cuidado del medio ambiente, entre otras cuestiones. Y que la Argentina y el Mercosur son vistos como “los grandes líderes de esa gran demanda mundial y ese mercado internacional”.

Frente a este escenario, Idígoras contó que se comenzó un trabajo conjunto con otras 63 cámaras y entidades, que representan casi 100% del PBI agropecuario agroindustrial de la Argentina y el 75% de las exportaciones totales. Formaron el Consejo Agroindustrial Argentino (CAA).

Según señaló, en el CAA se definió “generar una política de Estado agroindustrial de 10 a 20 años con reglas de juego estables basadas en el concepto de la inclusión de todos los actores de la cadena de valor y federal”.

En el CAA también se trazó tener una mirada para “no solamente centrarnos en la región pampeana como el gran dinamismo que puede tener la economía argentina”.

Indicó que se busca “proponer” porque, precisó, “la verdad es que han pasado muchos gobiernos, se han generado muchas desilusiones y no hemos generado propuestas concretas”.

En este contexto, el sector impulsa una ley de inversión agroindustrial a 10 años. “Esta norma le va a dar estabilidad a toda nueva inversión y proyectamos que va a dar 700.000 puestos de trabajo en toda la Argentina para todos los sectores, la inclusión de los pequeños productores de manera dinámica con visión sustentable y exportadores”, agregó.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.