Este auto eléctrico cuesta menos que un iPhone y ya se vende online: ¿lo comprarías?

El mercado de los vehículos eléctricos crece de manera acelerada y pronto llegará a su madurez. Eso se producirá cuando, como anticipan todas las empresas del sector automotriz, finalmente haya en la calle más autos de propulsión eléctrica que dotados de motor de combustión interna.

Para la consolidación de los vehículos eléctricos será de gran importancia que existan opciones económicas, dado que todavía son -en la mayoría de los casos- autos relativamente costosos. Justamente, en la dirección del abaratamiento de la tecnología apunta el gigante chino Alibaba, que acaba de lanzar al mercado el auto eléctrico más barato del mundo.

Se llama Chang Li, tiene dos plazas y es del tamaño de un Smart, una alternativa de movilidad de bajo coste para pequeñas distancias y recintos privados.

El auto de Alibaba no enamora a primera vista, pero cuesta menos que un teléfono.

El auto de Alibaba no enamora a primera vista, pero cuesta menos que un teléfono.

El vehículo mide 2,5 metros de largo, 1,5 metros de alto y 1,8 metros de alto, pesa 323 kilos y puede cargar con hasta 300 kilos de peso.

La capacidad es para dos pasajeros y según el fabricante está diseñado para "satisfacer las necesidades más básicas de movilidad".

Un auto más barato que un iPhone

¿Podrá el Chang Li "romperla" en los mercados internacionales? Lo cierto es que muy atractivo no es, ni tiene capacidades deportivas. Su gran virtud es, entonces, el precio: se vende por apenas u$s930. Esto es más barato que un smartphone de gama alta. Hay que considerar que un iPhone 11 Pro cuesta nada menos que u$s999.

El auto ultra low cost vale menos que un iPhone tope de gama

Así, desde el punto de vista económico el Chang Li sí se perfila como todo un ganador. Sobre todo, si se tiene en cuenta que en muchas ciudades asiáticas es común la utilización de motocicletas, tricicletas y otros vehículos de muy ligero porte para el traslado de personas y mercancías. Frente a ellos, el vehículo de Alibaba aparece como un verdadero "autazo" y su costo de adquisición es casi ridículo.

Claro que desde el punto de vista mecánico no hay plantear demasiadas exigencias. Cuenta con elementos como suspensión independiente y frenos de tambor en un producto que parece más un coche de juguete a tamaño real que un verdadero vehículo funcional.

No ofrece grandes despliegues en aspectos como la seguridad o la potencia. Cuenta con un pequeño motor eléctrico con tres opciones de potencias. Una básica de 0,81 kW (1,15 CV) que es la que viene de serie; una con un motor de 1 kW (1,36 CV) o la más potente de 1,2 kW (1.6 CV).

El interior del Chang Li: buena alternativa a las motonetas de las ciudades asiáticas.

El interior del Chang Li: buena alternativa a las "motonetas" de las ciudades asiáticas.

Prestaciones "económicas"

Según el fabricante, el Chang Li puede alcanzar una velocidad máxima de 30 km/h, superar pendientes de hasta 30 grados, y su autonomía será de entre 40 y 100 kilómetros. No se especificó a que se debe esa diferencia ni tampoco especificar la química de la batería.

Un vehículo que desde la marca indican está principalmente destinado a personas mayores que necesiten una forma de movilidad para entornos urbanos o privados. También ofrecen una versión con tres asientos, por 1.350 euros, o una versión de taxi por 1.400 euros.