Autónomo y eléctrico: este es el monopatín de Segway que vuelve solo al puesto de recarga

LA NACION

El fabricante de monopatines eléctricos Segway Ninebot presentó en Beijing un modelo que puede regresar de forma autónoma al puesto de carga, sin intervención del usuario. La firma es uno de los proveedores de los servicios de scooters eléctricos de Lyft y Uber, y prevé que esta nueva generación de vehículos lleguen al mercado el próximo año.

"El principal desafío que tienen las empresas que operan los monopatines eléctricos está en reducir el costo de mantenimiento de su flota", dijo Gao Lufeng, CEO de Ninebot, citado por la agencia Reuters.

Los servicios de viajes con monopatines eléctricos emplean un sistema sin puesto de estacionamiento, y suelen quedar desparramados en la vía pública, una modalidad que facilita su uso, pero complica el mantenimiento y la recarga de la batería de las unidades.

Ninebot es una compañía china que adquirió en 2015 a Segway, la firma estadounidense conocida por su vehículo eléctrico autobalanceado de transporte personal. La nueva generación de scooters eléctricos y autónomos de esta firma, denominados KickScooter T60, cuentan con un diseño basado con tres ruedas y tendrán un precio de unos 1420 dólares, mucho más caros que los modelos actuales, con un precio que van de los 100 a los 300 dólares.