El auténtico Neymar empieza a asomar cerca del Mundial

·5  min de lectura
RUMBO AL MUNDIAL (AP)
RUMBO AL MUNDIAL (AP)

¿Ese era Neymar?

Tenía que parpadear y fijarse bien otra vez. Efectivamente, era el brasileño, corriendo como una bala por la banda izquierdo en los descuentos en busca de mantener el balón en juego durante el empate 1-1 con el que su Paris Saint-Germain tuvo que conformarse contra el Mónaco en el Parque de los Príncipes el domingo.

Neymar, el mimado príncipe del PSG por tantos años, trabajando a destajo como todos en la cancha. Ese mismo, no está leyendo mal.

En lo que deben ser magníficas noticias para Brasil de cara al Mundial en Qatar, un esbelto Neymar luce en mejor forma que en años recientes, cuando se vio menguado porque no se cuidadaba físicamente, se le cuestionaba su estilo de vida y era martirizado por persistentes lesiones en los pies.

Desde que aterrizó en la capital francesa con una transferencia récord de 222 millones de euros (en su momento 222 millones de dólares) en 2017, Neymar apenas disputó 92 partidos de la Ligue 1 de los 190 posibles. Muy poco.

Hubo un momento en que la actitud de Neymar fue muy criticada por su propensidad a provocar a sus rivales con sus filigranas o por reclamarle a sus compañeros que el pasaran el balón, para luego quedar en deuda cuando el PSG más necesitaba de él en la Liga de Campeones.

Eso parece haber cambiado.

Ya no se excede en lujos al tomar el balón y tampoco se echa a rodar en el césped, como ocurrió en el Mundial de 2018 y en cada temporada con el PSG, salvo esta.

La actitud de Neymar ha cambiado de tal forma que acabó ejerciendo de pacificador en los compases finales contra el Mónaco cuando varios jugadores se ensartaron en un forcejeo.

Y no hay que olvidarse que está marcando muchos goles.

El penal que convirtió ante el Mónaco le dejó con ocho tantos en cinco partidos, incluyendo la Supercopa de Francia en el preámbulo de la temporada. También ha aportado seis asistencias, así que ha estado involucrado en casi tres goles por partido.

El diario deportivo L’Equipe le tiene bien arriba con un promedio de 8 de 10 en su clasificación anual de los jugadores, un punto más que el crack argentino Lionel Messi.

“Es quien pone el equilibrio al frente del ataque", dijo el técnico del PSG Christophe Galtier sobre Neymar.

A sus 30 años, con Galtier apretando las tuercas del plante, Neymar parece estar cerca de su mejor versión, lo cual es un aliciente para Brasil rumbo al Mundial, en el cual los focos le apuntarán. En Qatar, Neymar podría incluso romper el récord de Pelé de más goles con la selección, de 77. Ahora mismo, Neymar suma 74.

Neymar también ha vuelto a asociarse con Messi como lo hicieron en su momento de esplendor con el Barcelona, donde formaron uno de los mejores tríos de atacantes de la historia reciente — la MSN — con el uruguayo Luis Suárez.

Ahora es la MNM — Messi, Neymar y Kylian Mbappé — causándole pesadillas a las defensas rivales. En cuatro partidos de la liga, el PSG ha anotado 18 goles, con Messi y Mbappé repartiéndose siete entre ellos.

Ayuda que Galtier ha hecho que Neymar juegue más adelantado, en una franja de entre 30 y 40 metros. Esto implica que Neymar no tiene que retroceder demasiado para recuperar balones y goza de más libertad para lanzar ataques, algo que no funcionó en temporadas recientes debido a sus lesiones y una condición física que no era la ideal.

Fue lo que le permitió ir a perseguir ese balón en la agonía el domingo.

FOYTH Y UNA LESIÓN OPORTUNA

Juan Foyth, un defensor que por su polifuncionalidad estaba bien considerado por el entrenador de Argentina Lionel Scaloni para Qatar, padece una lesión en la rodilla izquierda que podría relegarlo en la competencia por un lugar en la nómina de 26 convocados.

El futbolista del Villarreal sufrió una contusión con inflamación en la rodilla izquierda en el duelo ante el Getafe por La Liga, de acuerdo al parte médico del club español. Como se estima un mes de recuperación, Foyth no llegaría a los amistosos que jugará la Albiceleste ante Honduras y Jamaica a fines de septiembre en Estados Unidos, dos pruebas que le servirán a Scaloni para llenar los pocos lugares disponibles en el plantel.

Si bien Foyth no es titular en Argentina, su doble condición de lateral y zaguero le daba ventaja por sobre otros defensores que también aspiran al mundial como Lucas Martínez Quarta, Marcos Senesi y Nehuén Pérez.

LA NUEVA PERLA BELGA

Charles De Ketelaere podría ser lo que Bélgica precisa para sacarse la etiqueta de eterna candidato a campeón mundial.

El volante ofensivo de 21 años se ha destacado en sus tres primeros partidos con el campeón italiano Milan. Se le compara con Kaká, ídolo Rossonero en la década de 2000.

Con cara de niño y pelo rubio, De Ketelaere — o “CDK” como le dicen — ha iluminado San Siro con sus centros y la asistencia del primer gol del Milan en la victoria 2-0 ante el Bologna el sábado al jugar de titular por primer vez desde que llegó procedentes del Brujas por un desembolso de 32 millones de euros (32,5 millones de dólares).

Paolo Maldini, el legendario excapitán del Milán y actual director deportivo, puso como prioridad el fichaje del belga al abrirse el mercado de pases.

“Charles destila mucha clase”, dijo el técnico del Milan Stefano Pioli. “Ya ha mostrado muy buenas cosas, es inteligente y seguirá creciendo”.

Aunque De Ketelaere apenas ha firmado un gol en ocho partidos con Bélgica, se suma a un conjunto que ya cuenta con la calidad del mediocampista Kevin De Bruyne y un goleador nato en Romelu Lukaku.

Actualmente escoltas de Brasil, los belgas han estado arriba o cerca de la cima en los rankings de la FIFA en los últimos. Vienen de obtener un tercer lugar en el torneo de 2018.