Austria relajará el confinamiento de los no vacunados durante la Navidad

·2  min de lectura

Viena, 17 dic (EFE).- Austria relajará el confinamiento para los no vacunados durante las fiestas navideñas y la víspera del Año Nuevo, permitiendo así celebraciones de hasta diez personas.

El Gobierno austríaco levantó el pasado día 12 de diciembre un confinamiento general de 20 días, aunque ha seguido en vigor para los no vacunados, que, además, a partir de febrero se enfrentan a multas de hasta 3.600 euros si no se inmunizan.

En la actual situación, las personas que no estén vacunadas solo pueden salir de sus hogares para ir al trabajo, realizar compras esenciales, pasear o ejercitarse. Y se les prohíbe la entrada a cualquier lugar de ocio o tiendas no esenciales.

Con la relajación de las medidas, anunciadas por el ministro de Sanidad, Wolfgang Mückstein, los días 24, 25 y 26, así como el día 31, cuando se celebra la Nochevieja, se permitirán reuniones de hasta diez personas que no hayan sido vacunadas ni se hayan recuperado de la enfermedad.

"La Navidad debe ser una celebración que nos recuerde lo importante que es estar cerca de las personas a las que queremos", recordó el ministro.

Para reuniones de más personas, de entre 10 hasta un máximo de 25, los presentes sí deberán contar con un certificado de vacunación o uno de haber superado la covid.

Las restricciones a los no vacunados y la inmunización obligatoria que anunció el Gobierno de conservadores y ecologistas a partir de febrero han provocado protestas en las últimas semanas en las principales ciudades austríacas, organizadas y promovidas por el partido ultraderechista FPÖ.

El titular de Sanidad argumentó que el confinamiento general ha permitido algo más de margen de maniobra, pero llamó a la cautela y a la responsabilidad para contener los contagios.

El cierre obligatorio de los restaurantes a las 23.00 horas se levantará también el día 31 para permitir los festejos por el Año Nuevo, aunque para entrar habrá que mostrar un certificado de vacunación o de haber superado la enfermedad.

El confinamiento permitió reducir la incidencia de casos por 100.000 habitantes desde los más de mil de noviembre a los actuales 270, aunque la presión hospitalaria sigue siendo alta, con más de 500 pacientes en la UCI.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.