Austria se opone a ampliar el espacio Schengen a Bulgaria, Croacia y Rumanía

Viena, 18 nov (EFE).- El Gobierno de Austria se opuso este viernes a la ampliación de la zona de libre circulación de Schengen a Bulgaria, Croacia y Rumanía por considerar que no funciona como debería la protección de las fronteras exteriores de la Unión Europea.

"Es un sistema que no funciona", dijo el ministro del Interior austríaco, el conservador Gerhard Karner, en una entrevista con la radio pública ORF, al criticar que Austria ha interceptado a 100.000 migrantes en lo que va de año.

Por lo tanto, "como ministro del Interior y responsable de la seguridad, digo claramente que no" a la ampliación, agregó Karner.

Según el ministro del Interior, la protección de las fronteras exteriores de la Unión Europea ha fracasado, por lo que cada vez más países confían en el control de sus fronteras nacionales.

Así, recordó que, además de Austria, también Alemania, Francia, República Checa, Dinamarca, Suecia y Noruega -este último un país no comunitario que es miembro del espacio Schengen- realizan controles en sus fronteras interiores.

La Comisión Europea pidió el pasado miércoles a los países de la UE que dejen entrar en el espacio Schengen a Bulgaria, Rumanía y Croacia, dado que cumplen las condiciones exigidas.

Bruselas subrayó en un informe que los tres países "están listos para formar parte del área Schengen de manera completa".

Por ello, pidió a los Estados miembros que tomen "las decisiones necesarias sin más demora", para permitir a Bulgaria, Rumanía y Croacia formar parte de manera plena de ese espacio de libre circulación sin controles fronterizos.

El ingreso de los tres países al espacio de libre movimiento será sometido a debate y votación en la reunión de ministros de Interior de la UE del 8 de diciembre. Los tres países llevan esperando años su incorporación a Schengen, pero la oposición de varios socios ha ralentizado todo el proceso.

(c) Agencia EFE