Austria anuncia nuevas restricciones ante variante ómicron

·2  min de lectura
Unas personas sostienen velas en memoria de los que han fallecido a causa del coronavirus en Austria, el domingo 19 de diciembre de 2021, en Viena. (AP Foto/Michael Gruber)

VIENA (AP) — Austria anunció el miércoles una ronda de nuevas restricciones con el objetivo de frenar la propagación de la variante ómicron del coronavirus, que incluyen acortar el horario de los restaurantes e imponer requisitos más estrictos para las personas procedentes de países donde la variante ya es dominante.

“La ómicron representa el próximo desafío epidemiológico”, afirmó Katharina Reich, codirectora del nuevo equipo de manejo de crisis por coronavirus del país, después de una reunión de dirigentes nacionales y gobernadores estatales. “Lo que sabemos es que la ómicron se propaga rápido y necesitamos reaccionar rápidamente”.

Austria está en mejor posición que cualquier otra nación europea cuando se trata de enfrentar a la nueva variante. En noviembre, ante un enorme repunte de infecciones, el país impuso un confinamiento de tres semanas para disminuir sus casos de coronavirus.

Como resultado de esas restricciones —que terminaron para la gente vacunada el 12 de diciembre, pero que siguen en vigor para aquellos que no están inoculados—, las cifras de casos siguen bajando.

El miércoles, la tasa de siete días del país de casos nuevos era de 188,1 por cada 100.000 habitantes, respecto al máximo de 1.100 por cada 100.000 habitantes registrado a finales de noviembre.

A pesar de la “buena posición” del país, Reich sostuvo que las nuevas restricciones son necesarias porque la ómicron “provocará cambios drásticos”.

A partir del 27 de diciembre, los restaurantes deberán cerrar a las 10 de la noche, incluso en la víspera de Año Nuevo. Reich también pidió a la gente que se replanteara sus planes para celebrar el Año Nuevo: “celebren la víspera de Año Nuevo en pequeños grupos”, puntualizó.

Además, las autoridades informaron que impondrían nuevos límites y requisitos para reuniones grandes, como pedir una prueba de que los asistentes están vacunados o que ya se recuperaron recientemente de la enfermedad.

Las reuniones al aire libre y en espacios cerrados sin asientos designados tendrán un límite de 25 personas. Con asientos designados y uso de mascarillas, ese número aumenta a 500 y si se pide una prueba PCR puede alcanzar las 1.000. Los eventos en los que todos los asistentes hayan recibido la dosis de refuerzo de la vacuna contra el COVID-19 pueden recibir hasta 2.000 personas.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.