Un australiano condenado a 129 años de cárcel en Filipinas por abuso sexual infantil

Un australiano fue condenado a 129 años de cárcel en Filipinas, acusado de abuso sexual infantil, informó el miércoles la fiscalía del país.

Esta es la segunda condena de Peter Gerard Scully, quien ya cumple una pena de prisión de por vida por cargos relacionados con la violación y el tráfico de niñas.

"Espero que esto envíe un mensaje muy fuerte a todos los abusadores, a todos los traficantes de personas", dijo a la AFP Merlynn Barola-Uy, fiscal regional.

Filipinas se ha convertido en un centro mundial para la explotación sexual infantil, advierten los expertos.

La novia de Scully, Lovely Margallo, fue sentenciada a 126 años de cárcel.

Otros dos acusados recibieron sentencias de más de nueve años.

mff-cgm-amj/mtp/meb/mar