Australia subvenciona a compañías aéreas para ayudar a la industria pesquera

Gregory PLESSE
Unas langostas cocidas preparadas para ser subastadas el 23 de septiembre de 2014 en el Mercado de Pescado de Sídney (AFP/Archivos | Peter Parks)

Ante la casi desaparición del tráfico aéreo internacional debido a la pandemia, Australia subvenciona a una quincena de aerolíneas para garantizar la exportación de langosta, salmón y otros productos de pesca o agrícolas, con vistas a apoyar a sus productores en crisis.

El "Mecanismo de Asistencia al Flete Internacional", lanzado por el gobierno hace dos meses hizo posible transportar más de 10.000 toneladas de salmón, langosta, carne y otros productos agrícolas, incluyendo 3.000 toneladas para el mercado chino, según un informe de Michael Byrne, el coordinador jefe de este dispositivo.

A principios de abril, el gobierno australiano anunció que había negociado la implementación de vuelos de carga con 15 aerolíneas, comprometiéndose a subsidiar hasta un 50%, y por un monto total de 110 millones de dólares australianos (unos 75 millones de dólares).

Los vuelos salen de Sídney, Melbourne, Brisbane y Perth para servir a los mercados clave de productores de mariscos, pero también carne de res, como China, Japón, Emiratos Árabes Unidos o Singapur.

A pesar de las sanciones contra la cebada y contra cuatro de los mayores mataderos de Australia, China aún es mercado prioritario.

"Sin el transporte aéreo, nuestra industria no puede poner nuestros productos en los mercados internacionales. Sin acceso al mercado no hay trabajo para cientos de nuestros empleados, pescadores que actúan en más de 1.000 km a lo largo del costa oeste de Australia".

Por ello, "agradecemos sinceramente la respuesta comercial del gobierno por mantener nuestra industria a flote y nuestro personal para mantener sus trabajos durante este momento tan difícil", dijo Matt Rutter, director gerente de Geraldton Fishermen Cooperative, la mayor cooperativa de pescadores de langosta del mundo.

- 1.048 vuelos en total -

En la industria de la langosta australiana, la crisis es grave.

"La pandemia en China nos ha dolido mucho. Nuestras exportaciones cayeron a cero justo antes del Año Nuevo chino, que tradicionalmente es el período en el que más pescamos y donde más exportamos", dijo Shaun McInnes, director de asuntos generales de la cooperativa Geraldton.

Sin embargo, "este año nuestros barcos estuvieron atracados por más de un mes hasta que el mercado chino comenzó a recuperarse", añadió.

Generalmente se capturan más de 4.000 toneladas de langosta al año, pero en febrero y marzo el volumen de pesca disminuyó un 90%.

La razón es simple: más del 90% de la producción se exporta, en gran parte a China.

No obstante, estas langostas a menudo se transportan, en más del 90% de los casos, en la bodega de aviones de transporte de pasajeros. Este es también el caso del salmón o el abulón, que Australia también captura en grandes cantidades.

El programa de subsidios permitió a los pescadores de Geraldton exportar 500 toneladas de langosta, y al grupo Tassal --el primer productor australiano de salmón, establecido en Tasmania-- garantizar entregas de alrededor de 300 toneladas.

Además, el ministerio de Comercio va anunciando nuevas rutas.

A principios de junio, Simon Birmingham anunció la firma de un acuerdo con la empresa Cathay Pacific para garantizar una conexión semanal entre Hong Kong y Adelaida (Australia del Sur).

El ministro también anunció recientemente una conexión directa entre Hong Kong, Singapur y Toowoomba, en el corazón de una región agrícola ubicada en Queensland.