Australia está revisando transferencias de fondos después de que el Vaticano pidió aclaración

Philip Pullella
·2  min de lectura
Imagen de archivo de una monja mirando una vacía Plaza de San Pedro el día de Año Nuevo en medio de la pandemia de COVID-19 en El Vaticano

Por Philip Pullella

CIUDAD DEL VATICANO, 7 ene (Reuters) - El regulador financiero de Australia está revisando sus cálculos de transferencias por un valor de hasta 1.800 millones de dólares enviados al país desde el 2014, luego de que el Vaticano y la Iglesia Australiana solicitaron una aclaración.

Un funcionario de alto rango del Vaticano y un obispo australiano dijeron a Reuters la semana pasada que no tenían conocimiento de las transferencias y que solicitarían que fueran aclaradas.

El Centro de Análisis y Reportes de Transacciones de Australia (AUSTRAC, por sus siglas en inglés) reveló el monto en respuesta a una pregunta de la senadora australiana Concetta Fierravanti-Wells. AUSTRAC dijo que se detectaron alrededor de 47.000 transferencias.

Luego de que el Vaticano dijera que estaba "impresionado" con las cifras, el regulador australiano dijo: "Actualmente, AUSTRAC está realizando una revisión detallada de las cifras y está trabajando en este asunto con la Santa Sede y la unidad de inteligencia financiera de la ciudad Estado del Vaticano".

Una fuente cercana a los recientes contactos sobre el tema dijo que AUSTRAC se comunicó con el regulador financiero del Vaticano y que estaba analizando "la integridad de los datos" que utilizó para estimar las cifras.

En su respuesta a la pregunta de Fierravanti-Wells, AUSTRAC dijo que las transferencias por año totalizan desde 71,6 millones de dólares australianos (55,2 millones de dólares estadounidenses) en 2014 hasta unos 581,3 millones de dólares australianos en 2017.

"Esa cantidad de dinero y el número de transferencias no salieron de la Ciudad del Vaticano", dijo a Reuters la semana pasada un funcionario de alto rango de la Santa Sede con conocimiento de los estados financieros domésticos.

El arzobispo de Brisbane, Mark Coleridge, dijo que la iglesia australiana no estaba al tanto de esas transferencias y que el dinero no llegó a las arcas de ninguna diócesis o entidad eclesiástica en el país, y que los obispos buscarán aclarar el tema con el Vaticano y AUSTRAC.

(Reporte de Phil Pullella; reporte adicional de Sonali Paul en Melbourne. Editado en español por Marion Giraldo)