Australia avanza sobre Dinamarca; enfrentará a Argentina

AL WAKRAH, Qatar (AP) — Australia quizás tiene una nueva generación dorada, que se someterá a prueba frente a Lionel Messi y compañía.

Gracias al gol de Mathew Leckie a los 60 minutos, Australia venció el miércoles 1-0 a Dinamarca para clasificarse a los octavos de final de una Copa Mundial por segunda vez en su historia.

“Orgulloso de brindarle alegría a la gente", dijo el técnico Graham Arnold al resaltar que esta es la primera selección australiana que hilvana dos victorias en un Mundial. “Quizás estamos hablando de una nueva generación dorada”.

El último equipo australiano que recibió ese honor fue el combinado que alcanzó la fase de eliminación directa, con Tim Cahill, Harry Kewell y Mark Viduka como baluartes. Arnold piensa que el logro que ha conseguido el conjunto que dirige amerita un feriado nacional.

“Hay que darle un día libre a la gente", dijo. “Creo que mucha gente quedará con una resaca tras tanto festejo”.

El líder de la nueva generación podría ser Leckie, quien recibió la pelota en el centro del campo e inició una carrera que acabó en un zurdazo que superó al arquero danés Kasper Schmeichel por la izquierda.

“Me fui por la izquierda y saqué el zurdazo”, dijo Leckie, quien se fundió en abrazos con sus compañeros. “Me han dad como 100 cachetazos”.

Leckie quiere más.

“Soñamos en grande", afirmó el delantero de 31 años que juega para el Melbourne City.

Australia terminó segunda en el Grupo D con 6 puntos por detrás de Francia, que también sumó seis tras caer 1-0 ante Túnez en el otro choque de la llave. Los vigentes campeones del mundo registraron una mejor diferencia de goles.

Los Socceroos se medirán en la fase siguiente contra Argentina, que más tarde derrotó a Polonia y se quedó con el primer puesto del Grupo C. Los polacos serán rivales de Francia.

El Mundial ha resultado ser una gran decepción para Dinamarca después de haber llegado a las semifinales de la Eurocopa 2020. Arrancó con un peleado empate sin goles contra Túnez y cayó 2-1 ante Francia.

El técnico de Dinamarca Kasper Hjulmand no pudo encontrar una justificación a una campaña tan deslucida de una selección que venía con cartel de favorita para sortear el grupo.

“No tengo una explicación”, dijo. “Se harán preguntas. Pero creo que es importante dar algo de tiempo para pensar racionalmente. No lo puedo hacer ahora mismo... La frustración es muy grande”.

Pese a que dominaron la posesión durante gran parte del encuentro, los daneses no pudieron generar suficientes ocasiones.

El danés Mathias Jensen tuvo la mejor ocasión a los 10 minutos, pero el portero australiano Matthew Ryan salvó el peligro sin problema.

El árbitro Mustapha Ghorbal mostró una temprana tarjeta amarilla al defensor australiano Aziz Behich. Australia se defendió con tenacidad desde el inicio y contragolpeó cuando pudo.

Los australianos iniciaron la segunda parte con una buena ocasión de Jackson Irvine que se fue por encima del travesaño. Pero volvieron a replegarse rápidamente antes del decisivo gol de Leckie.

Schmeichel subió a rematar dos saques de esquina en los últimos instantes mientras Dinamarca trataba de anotar a la desesperada.