En Australia mataron a tiros a perros rescatados para evitar la propagación del coronavirus

·3  min de lectura
Un gobierno local en Nueva Gales del Sur mató a los perros “para proteger a sus empleados y a la comunidad, incluidas las poblaciones aborígenes vulnerables” del coronavirus
misanimales.com

WASHINGTON.- Un gobierno local en la zona rural de Australia disparó y mató a perros que iban a ir a un refugio de animales en otra ciudad por temor a que los empleados del lugar pudieran propagar el coronavirus al viajar para recoger a los animales.

El Consejo de Bourke Shire, un gobierno local en el remoto noroeste del estado de Nueva Gales del Sur, mató a los perros “para proteger a sus empleados y a la comunidad, incluidas las poblaciones aborígenes vulnerables” del coronavirus, según un comunicado de la Oficina del gobierno local de Nueva Gales del Sur, que supervisa el ayuntamiento y otros gobiernos locales.

Viajes a España: a partir de mañana dejará de ser obligatoria la cuarentena para argentinos

Las preocupaciones giraron en torno al “riesgo de transmisión del Covid-19 si el personal de una organización de realojo de animales en Cobar”, a unos 300 kilómetros al sur de Bourke Shire, tuviera que viajar para recoger a los perros, dijo la oficina.

La oficina dijo que está “examinando las circunstancias que rodearon el incidente”, incluso si los asesinatos pueden haber violado “las leyes de prevención de la crueldad y los animales”.

Soldados australianos ayudan a la gente en un centro de vacunación contra el COVID-19 en Sídney, miércoles 18 de agosto de 2021.
Soldados australianos ayudan a la gente en un centro de vacunación contra el COVID-19 en Sídney, miércoles 18 de agosto de 2021.


Soldados australianos ayudan a la gente en un centro de vacunación contra el COVID-19 en Sídney, miércoles 18 de agosto de 2021.

El Consejo de Bourke Shire no respondió a una solicitud de comentarios. Los llamados “perros de campo” a menudo son realojados de las comunidades indígenas remotas de Australia a las más pobladas. Pero con el resurgimiento del coronavirus en Australia, las interacciones entre las comunidades rurales y urbanas despiertan mayores temores sobre la posible propagación del virus.

Esos temores son especialmente claros en las comunidades indígenas, cuyas poblaciones tienen niveles más altos de problemas de salud crónicos, y los recursos médicos son más escasos que en los centros urbanos.

Este mes, el gobierno estatal les dijo a los consejos que, según una ley de 1998 que rige las mascotas, “antes de destruir un animal confiscado o entregado, deben considerar si existe una acción alternativa”.

Estados Unidos le dio la aprobación total a la vacuna de Pfizer-BioNTech contra el Covid: qué puede pasar ahora

Nueva Gales del Sur permanecerá bloqueada hasta finales de agosto, pero los trabajadores de “servicios de bienestar, cuidado y alojamiento de animales” están autorizados a seguir trabajando.

El Sydney Morning Herald informó que uno de los perros asesinados recientemente había dado a luz y que los voluntarios del refugio estaban angustiados por los asesinatos.

Se han reportado más de 4800 casos de coronavirus en Nueva Gales del Sur en la última semana, según datos estatales , ya que partes de Australia soportan restricciones continuas en medio de un brote alimentado por la variante delta.

Médicos y policías asisten a un enfermo en Campsie, al sudoeste de Sídney, Australia, el 20 de agosto del 2021
Médicos y policías asisten a un enfermo en Campsie, al sudoeste de Sídney, Australia, el 20 de agosto del 2021


Médicos y policías asisten a un enfermo en Campsie, al sudoeste de Sídney, Australia, el 20 de agosto del 2021

Aún así, Bourke, donde fueron asesinados los perros, ha registrado un total de siete casos de coronavirus, mientras que Cobar, donde se encontraban los empleados del refugio, solo ha registrado un caso, según datos del gobierno .

La oficina de Nueva Gales del Sur dijo que se “alentó a los gobiernos locales a continuar trabajando con organizaciones de realojo y voluntarios para cuidar a los animales” cuando sea posible, mientras se siguen los protocolos del coronavirus.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.