Australia: firma de reconocimiento facial debe borrar fotos

·2  min de lectura
En esta fotografía sin fecha proporcionada por Clearview aparece Hoan Ton-That, director general de la empresa Clearview AI, especializada en reconocimiento facial. (Ronald L. Glassman/Clearview vía AP)

Una alta funcionaria de privacidad de Australia le ordenó a la compañía de reconocimiento facial Clearview AI que deje de escanear los rostros de australianos y destruya las imágenes y datos relacionados que ya ha recolectado.

La empresa con sede en Nueva York ha enfurecido a defensores de la privacidad en todo el mundo por su práctica de usar fotos de las redes sociales para identificar a personas buscadas por la policía y otras agencias gubernamentales.

La Comisionada de Información y Privacidad Angelene Falk dijo el miércoles que Clearview violó la privacidad de los australianos al tomar datos personales de la internet y revelarlos por medio de su herramienta de reconocimiento facial.

“La recolección encubierta de este tipo de información delicada es irrazonablemente intrusiva e injusta”, dijo Falk en una declaración escrita. “Conlleva el riesgo de dañar a individuos, incluyendo a grupos vulnerables como niños y víctimas de delitos”.

La oficina de Falk y su contraparte británica iniciaron una investigación conjunta de Clearview el año pasado.

La reguladora australiana dijo que le ordenó a la compañía “que cese la recolección de imágenes faciales y plantillas biométricas de individuos en Australia y que destruya las imágenes y plantillas existentes colectadas en Australia”. En este caso, las plantillas biométricas son representaciones digitales o matemáticas derivadas de imágenes que son usadas para comparar con su base de datos.

Clearview dijo el miércoles que iba a apelar la decisión y cuestionó si la autoridad reguladora tiene jurisdicción sobre la compañía, que no opera en Australia ni tiene clientes en el país. Clearview, no obstante, ha proveído pruebas de sus herramientas a algunos departamentos policiales en Australia, incluyendo la policía federal, pero suspendió esas pruebas cuando el regulador inicio su investigación.

El director general de Clearview, Ton-That, que se describe a sí mismo como un ciudadano estadounidense y de Australia, donde se crió, dijo en una declaración que se sentía descorazonado de que el regulador australiano hubiese malinterpretado el valor de su tecnología para ayudar a las agencias del orden a resolver “crímenes atroces”.

La compañía ha ignorado mayormente las demandas de gigantes tecnológicos como Facebook, YouTube y Twitter de que deje de usar las imágenes de sus subscriptores.

Facebook anunció el martes que va a cerrar su propio sistema de reconocimiento facial y borrar las imágenes faciales y plantillas de más de 1.000 millones de personas, ante crecientes preocupaciones sobre la tecnología y su mal uso por gobiernos, la policía y otros.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.