Australia comienza la tarea de limpieza tras las fuertes inundaciones en Sídney

·2  min de lectura

Sídney (Australia), 7 jul (EFE).- Las autoridades australianas comenzaron este jueves las tareas de limpieza tras las fuertes inundaciones registradas esta semana en la ciudad de Sídney, la más poblada del país, y que siguen causando estragos en otras localidades de la costa este.

Más de 60.000 personas continúan bajo ordenes y alertas de evacuación decretadas en la región de Nueva Gales del Sur, que abarca a Sídney y el resto de las localidades afectadas por las recientes inundaciones.

Poblaciones como Taree y Foster, a más de 220 kilómetros al norte de Sídney, recibieron 305 y 213 milímetros de lluvias en las últimas 24 horas, aunque "la actividad más significativa se ha trasladado a aguas fuera de las costas de Nueva Gales del Sur", dijo en una rueda de prensa Diane Eadie, de la Oficina Australiana de Meteorología.

"Me gustaría pedir a la gente, cuyas viviendas han sido impactadas por las inundaciones, que tengan cuidado al regresar a sus hogares en los próximos días", instó la responsable de Recuperación de las Inundaciones de Nueva Gales del Sur, Steph Cooke, al remarcar algunos peligros en las tareas de desescombro.

Aunque las aguas han cedido en casi todos los barrios afectados en Sídney a la par que amainan las lluvias, en otras zonas, como los suburbios aledaños al río Hawkesbury, en el noroeste de la urbe, muchos residentes todavía no pueden volver a sus casas.

Las recientes inundaciones, las cuartas en 18 meses en algunas de las zonas de la costa oriental de Australia, siguen a otras ocurridas en marzo en varias localidades de Nueva Gales del Sur, entre ellas el oeste de Sídney y Lismore, a unos 600 kilómetros al norte de la ciudad.

Este desastre, que se cobró más de una veintena de vidas y causaron millonarios daños materiales, obligó a las autoridades australianas a declarar por primera vez en la historia del país el estado de emergencia nacional, un mecanismo legislado en 2020 tras una serie de devastadores incendios.

Estas inundaciones ocurrieron tras el verano austral en el que Australia, país que vive desastres naturales más frecuentes y más potentes por la crisis climática, sufrió el impacto del fenómeno de "La Niña" por segundo año consecutivo, que provocó lluvias más habituales que lo normal.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.