EEUU subraya la prioridad del Indopacífico ante una China "más agresiva"

·4  min de lectura

Singapur, 11 jun (EFE).- El secretario de Defensa de EE.UU., Lloyd Austin, afirmó hoy en un foro de Singapur que el Indopacífico es el "teatro de operaciones prioritario" de su país y reiteró el apoyo a sus aliados ante una China "cada vez más agresiva", especialmente hacia Taiwán y con el telón de fondo de la guerra de Ucrania.

"Nos situamos junto a nuestros amigos mientras defienden sus derechos, algo especialmente importante cuando la República Popular China mantiene un enfoque cada vez más agresivo en sus demandas", dijo Austin en un discurso pronunciado en Singapur durante el Diálogo Shangri-La, el foro de seguridad más importante de la región.

Austin, que ayer mantuvo su primer cara a cara con el ministro de Defensa chino, Wei Fenghe, desde que juró el cargo en enero, aludió a China repetidamente, algo inusual en un foro habituado a una diplomacia más sutil, trazando paralelismos con la invasión rusa de Ucrania y un eventual acto similar de China en Taiwán.

El secretario de Defensa de la primera potencia mundial utilizó la guerra de Ucrania para ilustrar lo que ocurre cuando una potencia "con afán imperialista" transgrede las normas internacionales, disuadiendo a China de hacer lo mismo con la que considera la "isla rebelde".

"La situación es especialmente cruda en Taiwán", consideró Austin, refiriéndose a unos movimientos por parte de Pekín que describió como "peligrosos", en referencia a, entre otros, el envío de aviones del Ejército de Liberación Popular chino (ELP) al estrecho de Formosa.

China, que reclama la soberanía de Taiwán y la considera una provincia rebelde desde que los nacionalistas del Kuomintang se replegaron allí en 1949 tras perder la guerra civil, nunca ha descartado recurrir a la fuerza para tomar pleno control de la isla.

Aunque Austin aseguró que EEUU se opone a "cualquier cambio unilateral" del status quo de Taiwán, aseguró que su país continúa "firmemente comprometido con la política de una sola China", y mantuvo la tradicional "ambigüedad estratégica" de EEUU para no aclarar si intervendría militarmente en caso de ataque de Pekín.

LA IMPORTANCIA DEL INDOPACÍFICO

Por otro lado, su alocución estuvo repleta de menciones a la importancia del Indopacífico para Estados Unidos, después de que en los últimos años países de la zona hayan cuestionado las prioridades de Washington ante el repliegue doméstico de la anterior administración y ahora las exigencias de la situación en Ucrania.

Calificando el Indopacífico como el "centro de gravedad" de la política de defensa de Estados Unidos, Austin destacó el progreso de las alianzas de EE.UU., en particular el Quad (con Japón, India y Australia) y el Aukus (con Australia y Reino Unido), así como las maniobras militares conjuntas en la zona o el compromiso con la desnuclearización de Corea del Norte.

"Continuaremos manteniendo nuestra presencia en el Indopacífico", insistió, frente al expansionismo de China, citando como ejemplo la construcción de Pekín de islas artificiales en el mar de China Meridional, donde la segunda economía mundial se disputa territorios con países vecinos, o el avance de tropas chinas en la frontera con India.

Una serie de amenazas que Austin consideró requieren que Estados Unidos mantenga su presencia en la zona, en la que China va ganando terreno, si bien descartó que el objetivo sea crear una OTAN asiática o regresar a una política de bloques como en la guerra fría, como Pekín ha insinuado.

"Continúo creyendo que las grandes potencias tienen grandes responsabilidades", dijo, afirmando su objetivo de impulsar la comunicación con la parte china.

Ese fue uno de los aspectos más esperanzadores del encuentro de ayer entre Austin y Wei, que duró el doble de lo previsto (unos 60 minutos) y en el que ambos se comprometieron a buscar más vías de comunicación para evitar una mayor escalada de las tensiones, avanzando que habría otra reunión en el futuro.

Tras la intervención de Austin, que ha mantenido desde su llegada a Singapur numerosas bilaterales con sus homólogos de países aliados, entre ellos Japón, Corea del Sur o Australia, Wei subirá al estrado el domingo para exponer la visión china antes de que se clausure el foro.

Una cumbre que, celebrada en persona por primera vez desde que surgió la pandemia de covid-19, transcurre con el trasfondo de la guerra de Ucrania, que ha avivado los temores de que estallen algunos de los puntos calientes del Indopacífico, con el mar de China Meridional como uno de ellos, además de Taiwán.

En uno de los paneles del foro, Hishammuddin Hussein, ministro de Defensa de Malasia, país que mantiene disputas territoriales con China en esas aguas, advirtió: "No es alarmista decir que (las tensiones en el mar de China Meridional) podrían degenerar en uno de los conflictos más letales de nuestros tiempo, o de la Historia".

Paloma Almoguera

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.